Victoria.- Según la Dra. Laura Díaz Petrucci, responsable del Programa VIH  provincial, de acuerdo a los datos reportados no se ha producido demasiada variación y se mantienen estables. Entre el 2016 y 2017 fueron 150 casos nuevos por año, pero  muchos que padecen la enfermedad no la informan oficialmente  y esto puede modificar en parte las estadísticas. Se estima que actualmente oscilan en los 1.100 a 1.200  positivos en la provincia, que han sido reportados.

Con respecto a las causas que generan esta incidencia, en primer lugar mencionó a la falta de educación sexual en las escuelas.  “En ese ámbito es donde se tendría que hablar de aparatos genitales masculinos y femeninos,  métodos anticonceptivos, entre otros, ahí tendría que actuar Salud. Porque muchas jóvenes que inician las relaciones sexuales toman pastillas anticonceptivas pero no tienen una cabal información sobre las enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el HIV”. Agregó que se debe concientizar con respecto al uso del profiláctico o campo de látex, pero lamentó que esto no se lleve a la práctica.

El 90 % de los casos diagnosticados en nuestra provincia se han producido por relaciones sexuales. Prácticamente no hay antecedentes de personas que la transmitieron por vía sanguínea, cuando los droga-dependientes comparten agujas entre los grupos, o cuando se inyectan, son casi inexistentes en el país. La otra vía que consideró importante es el  paso del virus  de la madre el niño en gestación, se trata de mujeres que no han realizado tratamientos y  o las que lo adquirieron durante la lactancia y la pasan al bebé por vía del amamantamiento. “Estos  últimos casos son mínimos en la provincia, en el 2017 no hubo ninguna por  vía placentaria”.

Con respecto a nuestra ciudad, comentó que ha designado a la Dra. Claudia Steg para que sea el nexo entre el Programa y nuestro departamento, con el objeto de acercar el Programa a la gente se atienda en la localidad y no tenga que viajar a Paraná (ver aparte).

Caso confirmado

Cuando se diagnostica un caso después de realizar todos los análisis, especialmente las  pruebas para comprobar la carga viral, además de comprobar el estado de las defensas del organismo se tienen los elementos para evaluar. En base a los datos recabados se inicia el tratamiento denominado anti retroviral, que es específico para el HIV. Hay varios protocolos porque son variados los medicamentos existentes. Si bien se sigue una rutina establecida, no todos los pacientes son iguales y la terapéutica farmacológica puede ir variando en función del estado de cada persona infectada.

“Se valora una importante cantidad de elementos, especialmente el estado general del paciente, se tienen en  cuenta los posibles padecimientos que pueda tener al margen del Sida, por ejemplo si tiene problemas de insuficiencia renal o afecciones en otros órganos. Es una evaluación previa general, para posteriormente decidir cuál es el tratamiento indicado para ese paciente”.

Actualmente se suministran entre 1 y 3 comprimidos, a diferencia de años anteriores que se tenían que indicar el doble. Obedece a una mejor forma de combinar los medicamentos, que muchas veces vienen con presentaciones asociadas.

Expectativa de vida

En diálogo con Paralelo 32, Petrucci explicó que un paciente que se lo trata desde la primera etapa al inicio de la enfermedad, su calidad de vida, tomando la medicación y haciendo los controles, es similar a la de cualquier persona.

También hay que explicar, según la funcionaria, que esta no es una enfermedad contagiosa sino que se transmite por vías sexual, perinatal o sanguínea. En este último caso especialmente los que intercambian agujas cuando se inyectan estupefacientes, porque en las donaciones de sangre se le realizan todos los análisis correspondientes incluyendo el de VIH. Se considera que la vía sanguínea es prácticamente nula en el país.

Al respecto explicó que si una persona  tiene un diagnóstico positivo pero cumple con un  tratamiento anti retroviral y su carga viral es indetectable, el riesgo de transmisión es menor. “Pero no podemos decir que es nulo, porque esa persona convive con el virus”.

Medicación

Para pacientes que no tienen obra social, el Estado, a través de la Dirección Nacional de Sida, remite la medicación en forma gratuita para los tratamientos en todo el país. “Se solicitan la cantidad de dosis que se necesitan en forma bimensual y recibimos las partidas correspondientes”.

Las obra sociales y las pre pagas  tienen la obligación de cubrir la totalidad de la medicación, por lo cual los pacientes no tienen ningún costo porque  es gratuito. (Ley N°  23.798, Prevención y lucha contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida –SIDA-, Art. 21)

Recomendaciones

La persona que tiene VIH no tiene que llevar una vida normal, puede hacer deportes y realizar cualquier tipo de actividades como todas las personas.

Las limitaciones son pocas, en principio las relaciones sexuales deben tener protección, (profiláctico), no pueden donar sangre y la mujer embarazada no podrá amamantar al bebé. Con respecto a este último caso, dejó en claro que las madres que tienen la enfermedad con carga viral indetectable y con tratamiento de rutina, tienen pocas posibilidades de transmitir el VIH al feto. Por el contrario, cuando no se toman los recaudos antes mencionados el riesgo de pasar el Sida en gestación aumenta.

De todas maneras consideró que, salvo en el caso de relaciones estables con VIH negativo, con niveles de confianza, se podría soslayar el uso de preservativo, pero se aconseja que  para todo tipo de relaciones sexuales se debe utilizar este último, por una cuestión de prevención.

Asistencia local

La Dra. Claudia Steg, que actúa como nexo entre Infectología provincial y los pacientes con VIH en nuestro departamento, comentó que actualmente hay unas 20 personas que son atendidas por esta patología y reciben medicación periódica.

Cabe aclarar que, como lo explicó la Dra. Díaz Petrucci, seguramente hay más casos positivos que los que se conocen, porque las pre pagas y la obras sociales deben atender a los pacientes con esta patología, por lo cual la cantidad podría ser mayor.

Explicó que está atendiendo en el Hospital Fermín Salaberry y en la Salita Luján, en esta última tiene todos los elementos para realizar el test rápido de VIH a cualquier persona que tenga interés en hacerlo, además lo disponen en la guardia del nosocomio mencionado.

Hace varios meses que está en esta tarea y comentó que las personas con este tipo de patologías o que tiene dudas en general, se dirigen a Paraná y no consultan en nuestra ciudad, atribuidos a cuestiones de privacidad.

El seguimiento, como cualquier paciente debe cumplir con los análisis de rutina, además todos los relacionados a serología y finalmente los propios de la enfermedad, que se hacen cada 4 meses, tres en el año. En este último caso se evalúa la evolución de paciente, el nivel de defensas y la carga viral.

Finalmente señaló la doctora Steg que está a disposición para cualquier consulta, “todos van a ser atendidos como pacientes, además la mayoría de  los estudios sobre Sida se pueden realizar a nivel local salvo los referidos a la carga viral y otros específicos”.

De todas maneras se han dado casos que los iniciaron en la capital de la provincia y actualmente siguen atendiéndose en los centros mencionados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here