Crespo- Lamentablemente el vandalismo se hizo presente nuevamente en nuestras calles, a través de una de sus formas más comunes, el daño y la destrucción de elementos de orden público, sin una motivación aparente. El día domingo 4 aparecieron dañados numerosos cestos urbanos de residuos, fabricados en polietileno de alta densidad, consistentes en una tapa frontal para facilitar el ingreso de residuos, colocados hace un par de años en la vía aeróbica y que prestan utilidad a quienes diariamente utilizan ese espacio emblemático para sus caminatas al aire libre.

En el trayecto de Avda. Independencia, entre América y calle San Martín se hayan desprendidos y arrojados contra el piso prácticamente todos los contenedores de residuos urbanos de orgánico e inorgánico, que fueron desprendidos del sistema de anclaje. Apenas un par de estos dispositivos quedaron en pie.

Daños similares se observan en otro tramo de la vía aeróbica, sobre Avda. Belgrano, entre calle San Martín y Avda. Seri, donde se fueron dañados dos contenedores, también desprendidos de sus pedestales.

Es de esperar que quienes producen esos daños reciban sanción. Hoy hay cámaras de vigilancia colocadas en algunos sectores de la vía aeróbica y seguramente darán la posibilidad de individualizar a los autores de tamaña y reprochable tarea, que nos demuestra lo mucho que todavía nos queda por recorrer en educación cívica y en la formación de valores ciudadanos. Resulta imposible sostener que una población pueda vivir de manera civilizada mientras no se contenga y se sancione la conducta de quienes atentan contra el patrimonio público y privado con total desprecio por lo que es de la comunidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here