Esta vez es solicitando colaboración con tres familias que permanecen en la terapia intensiva del Hospital San Roque, cuyos hijos están hospitalizados con cuadros, que si bien son diferentes, son muy complejos.

María Susana Maldonado es mamá de Jaime, un niño de siete meses que está internado en la terapia intensiva del Hospital San Roque, desde hace un año, con atrofia muscular espinal. “Padece una enfermedad genética que no tiene cura y tampoco tratamiento. No habla, hace sonidos con su tráquea, sólo se comunica con su mirada, si bien su cabecita funciona normalmente, casi que no tiene movimiento en su cuerpo, sólo muy poco en sus bracitos”.

De esta manera, la mamá oriunda de Lucas González, que “no pierde la fe y la esperanza”, cuenta que Jaime tiene tres hermanos (de 14, 13 y 7 años) y su papá, que siguen atentos la evolución del niño, en su ciudad natal. Todo este movimiento que implicó la enfermedad del pequeño hizo que su papá se quede sin trabajo. La mujer en estos momentos alquila en Paraná, para poder acompañar a Jaime en su internación.

Marina agradeció porque en Lucas González han realizado, en dos oportunidades, eventos para colaborar con los gastos de la estadía de la mamá en Paraná.

Por su parte, la mamá de Valentín, que está próximo a cumplir los dos años, desde la terapia intensiva del hospital de niños de Paraná contó que su hijo “tiene una enfermedad muy rara, mielitis transversal aguda. Se `le reventó` la médula, por lo que no tiene cura. Perdió la movilidad de los hombros hacia abajo aunque mueve algo sus pies”. Prosiguiendo con su relato respecto del cuadro que presenta el niño, mencionó: “está con traqueotomía, se comunica a través de su traqueo, está empezando a comer”. La mujer que tiene sus otros hijos viviendo en Crespo, cuenta que con su pareja “se turnan” para acompañar al niño, aunque el hombre actualmente está sin trabajo.

Valentín necesita internación domiciliaria para volver a su casa

“Valentín hace cinco meses caminaba, pero la bacteria que le atacó la médula, dejó este cuadro de salud”, mencionó, acotando que alquila en Paraná. El niño necesita “respirador, una habitación con asepsia, enfermeros, médicos que lo controlen asiduamente”.

Todos por Valen

Al mismo tiempo, contaron que hay un bebé de cuatro o cinco meses, internado también en el San Roque, conectado a un respirador, con una patología similar a la de Valentín y Jaime, cuya mamá está en una situación similar a estas familias, con necesidad de que se les brinde ayuda.

Desde el Hospital San Roque se están organizando actividades benéficas, las que próximamente se darán a conocer, para ayudar a estas familias. No obstante, quien quiera brindar su mano solidaria frente a estas situaciones, comunicarse al teléfono 3435 453099 (teléfono de una de las mamás).

 

 

(Elonce.com)

Dejar respuesta