Crespo- Ayer se vivió una tarde de emociones, mucha felicidad, pero también de gratitud, en la inauguración del inmenso edificio NIDO de 750 m2 que lleva el nombre de un apreciado profesional de nuestra ciudad, el Dr. Adolfo Goldemberg. Un espacio prolijamente diseñado, amplio, moderno, luminoso, con gran cantidad de dependencias para desplegar los más variados aspectos que hacen al desarrollo humano. El  barrio Norte estuvo de fiesta, pero también lo estuvo la ciudad, crespenses que se mostraron maravillados de ver transformado un sector casi inhóspito en un lugar conectado al resto, agradable, acogedor, de oportunidades para vecinos de una zona muy postergada y para la comunidad en su conjunto.

“Celebramos una intervención urbana transformadora, siguiendo los pasos de hace 30 años del Salustiano Minguillón” dijo el maestro de ceremonia al convocar al acto de inauguración luego de que la subsecretaría de Habitat y Desarrollo Humano del Ministerio del Interior, Marina Klemensiewiccz, recorriera junto al intendente Schneider, funcionarios de su gabinete, diputados provinciales, candidatos políticos, intendentes amigos, las instalaciones y apreciara cada una de las propuestas, muchas de ellas novedosas, que alberga este lugar.

Al salir por la puerta principal, las autoridades realizaron el corte de cintas y en el saludo la subsecretaria de Hábitat y el intendente se confundieron en un apretado abrazo que simbolizó todo lo que se vivía en esa jornada y enseguida empezaron a batir las palmas y bailar al ritmo de la Batucada Los Horneros. Después subieron al escenario desde donde transmitieron al numeroso público, principalmente vecinos del lugar, toda su alegría y emoción por este momento.

Esto es una fiesta

La subsecretaria de Hábitat y Desarrollo Humano del Ministerio del Interior, Marina Klemensiewiccz, agradeció al intendente “por demostrarnos que se puede transformar la realidad,  que se puede en 20 meses no tener límites a los sueños”.

“No saben la emoción que nos da saber que en tan poco tiempo todo esto se cumplió. Que esta es plata de todos los argentinos que llegó a Crespo, el intendente con todo su equipo la honró, porque gastó todo lo que dijo que iba a gastar e hizo la obra en el tiempo que dijo que la iba hacer y la verdad que la han hecho maravillosamente bien”.

La subsecretaria visitó varias veces la obra desde sus comienzos y en el acto se manifestó “una agradecida, una bendecida” de poder estar cerca. “Solo les voy a pedir por favor que lo cuiden porque cada peso que se invirtió acá es un peso que no llegó a otros barrios, les puedo asegurar que son muchos argentinos, familias, mujeres, que hoy tener agua potable es un privilegio, que ni pueden soñar con un espacio donde va a ocurrir todo lo que está ocurriendo aquí. Entonces – pidió- honremos ese dinero que es de todos cuidándolo” Seguidamente instó a querer el lugar “aprópiense de cada ladrillo, de cada centímetro de este NIDO, es un Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades, es una puerta que cuando entramos no tiene que tener límites para nuestros sueños, no tenemos que tener sueños postergados, tenemos que entender que entramos acá, no importa toda la carga que a veces tenemos, que podamos descansar esa carga y conectarla con nuestros deseos, nuestros talentos y entender que entre todos con esfuerzo se puede sacar la comunidad, Crespo, Entre Ríos, la Argentina adelante”.

Finalmente agradeció al intendente y todo su equipo “porque a nosotros como gobierno nacional nos llena de aliento y de fuerzas para decirles a los otros intendentes que se puede, que con el trabajo que han hecho esto es posible. Me siento realmente una privilegiada y una bendecida”.

Recordó que unos 15 millones de argentinos están esperando obras tan básicas como agua, cloacas, veredas, iluminación, de tener un Estado que se hace cargo. “Nos va a llevar mucho tiempo de llegar a esos barrios, pero se empezó un camino y ustedes son una demostración de que este camino no tiene marcha atrás”.

“Esto es una fiesta, celébrenlo”- concluyó la funcionaria, que recibió como recuerdo del momento, el obsequio de un mate delicadamente tallado.

Encendido discurso

El intendente Darío Schneider se mostró conmovido, muy emocionado. “No va a ser fácil hablar, la alegría que llena nuestro corazón a veces traba nuestras palabras, pero realmente estoy muy contento desde lo personal y lo decíamos recién veníamos hablando con Marina, nadie hace esto solo, detrás de estos proyectos somos un equipo de trabajo tan lindo que hemos logrado construir en este tiempo de dos años que llegamos a la gestión junto con el presidente Macri y todos su diputados y legisladores (…) un montón de cosas que estamos desarrollando en conjunto con el gobierno nacional presente en cada uno de los lugares, en toda la Argentina”.

Dirigiéndose a la funcionaria señaló “a Marina que le decimos así casi en confianza, porque inspira eso, es tan cálida por su forma de ser, es una trabajadora incansable; quiero agradecerle esa actitud que le ha puesto a este Proyecto Hábitat porque ella recorre todo el país, no viene solamente a Crespo, todo el tiempo, todas las semanas, y por toda esta inversión viene del gobierno nacional”.

Las palabras del intendente, varias veces interrumpido por los aplausos, tomaron mayor energía cuando se refirió a quienes lo acompañan en la gestión. “No  estoy solo, estoy muy orgulloso del equipo de gobierno que tengo, los quiero felicitar por el esfuerzo, por el compromiso puesto, por haber cumplido con los plazos como corresponde. Somos un equipo feliz – dijo en un tono más encendido-, nos dedicamos a eso, nos encanta lo que hacemos, estamos felices por eso, estamos emocionados pero también hay otro equipo que nos acompaña todos los días en la tarea que hacemos –dijo con mayor énfasis aún- son los empleados municipales que han puesto todo para que esto esté como tiene que estar, presentado como corresponde, como nos gusta hacer las cosas a los crespenses. Los quiero felicitar y hacer este reconocimiento porque se lo merecen, a veces no llegan esos reconocimientos en tiempo y forma, hoy lo quiero hacer personalmente, muchos de ellos están aquí disfrutando porque se sienten orgullosos de lo que han hecho y eso para nosotros es muy importante porque nos alienta a seguir adelante y a trabajar en lo que queda en esta gestión”.

Anticipó finalmente la posibilidad de nuevos proyectos a canalizar a través de la subsecretaría de Hábitat y Desarrollo Humano y agradeció a la funcionaria y al ministro Rogelio Frigerio, de quien depende esta cartera “por esta inversión que los crespenses vamos a honrar”.

Descubrimiento de placa

Vecinos, funcionarios de gobierno y representantes de organizaciones firmaron un pacto ciudadano con el compromiso de ser parte de la transformación del barrio Norte y del cuidado del NIDO “Dr. Adolfo Goldemberg”.

La jornada estuvo animada por los alumnos de la Escuela de Música, grupos de baile de IMEFAA, el Coro Municipal del Centenario, quienes entregaron un maravilloso espectáculo al público en el escenario ubicado al frente del edificio. Las emociones siguieron con otro momento trascendente, el descubrimiento de la placa recordatoria con el nombre del querido médico, pediatra, Adolfo Goldemberg, fallecido hace seis años. Allí estuvo su esposa Sara Lipschitz y su hijo Daniel (Pampero), junto a la subsecretaria y el intendente.

Nuevamente la Batucada Los Horneros encendió la alegría y a su ritmo siguieron los festejos hasta que la funcionaria y su comitiva se retiraron del lugar para regresar a Buenos Aires.

Dejar respuesta