Nuevamente se produjo una restricción de suministro en el Sistema Argentino de Interconexión. Esta vez, el hecho ocurrió a las 11:34 del día de la fecha, provocó la salida de 2.650 MW a nivel nacional y afectó el suministro eléctrico en distintos puntos del país.

La causa de la falla, en ambas ocasiones, obedeció a una serie de incendios en el suroeste argentino (región del Comahue) que provocó la salida de servicio de dos líneas de extra alta tensión (500 kV): la “Puelches – Henderson” entre La Pampa y Buenos Aires, y la “Bahía Blanca – Olavarría”, en la propia provincia de Buenos Aires.

En Entre Ríos, la restricción fue del orden de los 123 MW y repercutió parcialmente en las localidades de Paraná, Concepción del Uruguay, Gualeguay, Nogoyá, Chajarí, Basavilbaso, Villaguay, San Salvador y San José.

Desde Enersa se indicó que estas restricciones suceden en forma automática (sin aviso previo) cuando se producen salidas de servicio intempestivas de importantes generadoras de electricidad o de líneas de extra alta tensión pertenecientes al mencionado sistema interconectado.

Cabe resaltar que Enersa no puede realizar ninguna maniobra de reposición del servicio hasta tanto la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) lo autorice. Cuando se pudo contar con dicho aval, el servicio en Entre Ríos fue normalizado a las 12:03 hs.

Dejar respuesta