Nogoyá.-  “Estamos muy satisfechos, muy conformes con este trabajo realizado, el primer allanamiento lo realizó la departamental Nogoyá hace poco más de un año y se comenzó a delinear una ruta investigativa que concluyó con la detención de un masculino en San José de Feliciano transportando en un camión 252 kilos de marihuana”, comentó el jefe de policía Eduardo Lino Stopello.

Desde la fuerza no se descartan nuevos horizontes en la línea de investigación y confirmaron que, tras la detención del camión en el norte de la provincia, en la madrugada del miércoles 8 de marzo se desplegó un operativo sin precedentes para la ciudad con sesenta efectivos policiales que llegaron de diferentes puntos de la provincia, permitiendo la detención de cuatro personas que tendrían relación directa con la organización que realizaba la distribución de la droga.

Los operativos en Paraná se desarrollaron en barrio San Agustín, en calle Arroyo Culantrillo, en avenida Don Bosco y en un domicilio ubicado detrás del Tiro Federal, además de los cuatro procedimientos en Nogoyá y tres en Feliciano.

De la operación resultaron doce personas detenidas y dos vehículos secuestrados: un camión Renault 380 que transportaba la droga y una Renault Sandero en la que iban dos personas oriundas de Paraná que custodiaban la mercadería.

Aparentemente y según informó Análisis Digital, la droga provenía de la provincia de Corrientes y, en ese esquema, el hermano de la intendenta de Feliciano, Juan de la Cruz Moreno, oficiaba como transportista y fue detenido. El hombre de 40 años sería un excabo de la Policía de Entre Ríos, que prestaba servicios en la Jefatura Departamental de Feliciano, hasta que fue pasado a retiro obligatorio en diciembre de 2011, luego de que una junta médica determinara que padecía una “incapacidad del 66 por ciento total y permanente para la actividad policial y el 10 por ciento para la vida civil”.

La investigación que derivó en las detenciones se inició hace aproximadamente un año y logró desbaratar a una organización que proveía droga en distintas localidades de la provincia. El primer indicio se produjo en Nogoyá cuando la Policía de Entre Ríos descubrió hace meses un kiosco de venta de drogas al menudeo.

Dejar respuesta