** El día en que Freodoro lanzó aquella queja, más bien un grito estremecedor frente al espejo, sintió la burla de un lustroso pelo blanco que sin culpas se asomaba en el matorral de su oscura y disciplinada cabellera. Una cana ensortijada en su patilla derecha como el intruso menos deseado. Freodoro sabía que en la vida nada termina, todo es el comienzo de algo. Donde se termina la salud comienza una enfermedad le había oído decir a doña Luisa, la mujer casi venerada en su casa materna, que dominaba el inescrutable misterio de curar el empacho con una tira de seda roja.

** Aquel día Freodoro se debatió en la duda sobre el comienzo o el fin de las cosas y la ligazón de ambas. Postergó sus compromisos esa mañana para volcarse hacia el interior de su existencia. Pensó y divagó cayendo en infinitos juegos de palabras. De algo estaba seguro; que una cana puede ser muy linda cuando se la desviste, pero nunca con kepi y borcegos, aunque las charreteras y la pistola a la cintura les quedan muy sexis…, en fin… la mente es muy generosa y ante una angustia nos ayuda a dirigir el pensamiento fuera de aquello que nos atormenta, pero Freo siempre volvía a caer (así es la mente de traicionera) en la figura de esa otra cana, el pelo blanco que le anunció que la vida no es una fuente de eterna juventud.

Según como se diga      

** Una luz amarilla se había encendido aquella mañana de otoño frente al espejo, para anunciarle a Freodoro que una desproporción entre su pasado y su futuro comenzó a inclinar el otro plato de la balanza, el que carga con lo ya vivido y contrapesa con lo que le falta vivir.

** Con más pasado que futuro, le convendría pensar muy bien si le seguirá dedicando diez horas semanales a seguir los debates políticos en televisión y leer un popurrí de pavadas en Facebook, o las aprovecharía para hacer el curso de decoración de broches para la ropa, una vocación postergada que soñó desde niño. Al fin de cuentas, todo es tan relativo que da más o menos igual.

** La impresión que le causaron las primeras canas que le abrieron la tranquera al tropel que le siguió, lo avivaron de que nada es absoluto en el mundo material. Todo es relativo. En adelante estaría más libre de elegir si va a escuchar un video del Congreso de la Nación donde Carrió dice estar harta del “progresismo estúpido”, o si un video de Drake cantando One Dance.

** Al video de Carrió lo pudo ver y escuchar en varios portales para verificar que fue un buen discurso sobre crear un banco de alimentos, pero los diarios recogieron ese eructo de “Lilita” porque vende más que cualquier buena idea. Clarín dijo que trató de “estúpido a un opositor” (y logró más visitas en el sitio); Perfil tituló con la verdad: “Carrió tildó de ‘progresismo estúpido’ a opositores”, y quizás cautivó a menos cibernautas.

Flamante pejerrey, ex palometa                  

** Después de meditar, Freodoro supo que no siempre lo mejor es más popular, que no todo es lo que parece o lo que nos gustaría que fuera, y que leer poco es conocer solo una versión de la realidad.

** “Mozart fue quien más discos vendió en Europa durante 2016” con 1,25 millones de discos envueltos y entregados, dice una página web y es una noticia breve que no se puede desmentir, pero su verdad es relativa. Un diario en papel explica que salió al público una edición especial de 200 discos con todas las obras de Mozart, la compraron 6.250 fans y eso suma la cantidad de 1,25 millones de unidades.

** El rapero Drake lleva alrededor de 8,7 millones de reproducciones del video con su tema One Dance, pero no son discos físicos, comprados y garpados. Adelle suma 2,2 millones de reproducciones con Hello. Ambos suenan en las emisoras del mundo y el clásico Wolfgang Amadeus es un objeto de culto que no aparece en las radios populares.

Este Freodoro un poco más maduro, ya no es palometa sino pejerrey, no se traga de una todo lo que cae cerca de su mandíbula.

Meta palos y a la bolsa  

** Tinelli estafado, De Vido encanado, Lagomarsino acorralado. Se habla de bonos: el músico Bono apareció en las listas de los Paradise Papers (otro gran tema que salpica por Buenos Aires); los estatales piden un bono de 5 lucas; el gobierno dijo no habrá para nadie pero prepara un bono de fin de año para las orgas sociales. Empezó con Ari Paluch y no paró: en el ambiente artístico se denuncia a viejos actores y directores de cine por sus pecados juveniles (abusaban de noveles actrices), curiosamente pasa en nuestro país y EEUU a la par; podría ser tendencia.

** La dura discusión sobre la reforma impositiva y laboral arde por los pasillos; los trolls de gobierno y los de la opo no tienen descanso; el chocolate ahora mejora el corazón y ya no patea el hígado… Todo lo anterior… todo… son solo cortinas de humo que no nos dejaron ver lo importante: que al final Macri/Dujovne resolvieron no aumentar el impuesto a la cerveza y el vino.  ¡Gran-alivio-gran!

** Freodoro ya se avivó con esto de incluir en la reforma histórica un aumento del 17% para el tinto y la birra. La versión actuó como una piel de conejo que se arroja entre los lobos para que se lo disputen ferozmente a dentelladas y no jodan mientras los de siempre cocinan a la olla la pulpa del animalito.

 

jacobi.luis@gmail.com

Dejar respuesta