Victoria.- El lunes 21 de agosto Paloma Albornoz, de once años, se clasificó campeona nacional de pádel en séptima categoría. La joven victoriense participó del torneo junto a Manuela Santana, su compañera paranaense. En el desarrollo del campeonato, las entrerrianas ganaron de manera holgada y se afianzaron como colegas. Paloma viajó con expectativas y regresó victoriosa con la ayuda de la asociación victoriense de pádel, que le ayudó a costear los gastos para ir al nacional que se disputó en La Plata.

La joven deportista fue invitada a nuestra redacción, donde llegó junto a su hermano mayor, Juan Pablo, para contarnos que comenzó a jugar al pádel a los siete años a partir de ver cómo jugaba su familia. Pero no valora solo el deporte sino también su connotación social: “Lo más hermoso del torneo fue que compartimos mucho con los competidores”, resalta. En este sentido, cuenta que hace más de dos años que compite junto a Manuela, pero que no entrenan juntas, lo que significa una desventaja.

“El torneo pasó rápido. El primer partido lo ganamos 6-0, 6-0; el segundo 7-5, 6-4;  la semifinal 6-0, 6-3; y la final 6-2, 6-3”, describe Paloma. Asimismo, clasificar primera de su zona le permitió pasar a semifinales directamente.

Uno de los factores que está trabajando para mejorar son los nervios y el temple. En este punto explica que a veces le resulta difícil no frustrarse, pero que es algo que tiene en cuenta para mejorar como competidora. “En el nacional mi entrenador, Juan José Roncolate, me habló y pude manejar los nervios. Gracias a eso jugué mucho mejor”, dice. También, explica que mantiene un diálogo fluido con su compañera para coordinar la estrategia a la hora de enfrentar a sus oponentes.

“La final fue contra dos chicas de Santa Cruz y nos afirmamos mucho con mi compañera. Tenía nervios, pero no tanto”, dice. A este respecto, agrega que proyecta, para el año que viene presentarse para los torneos selectivos panamericanos y mundiales.

“Ella vive jugando al básquet, al tenis y al pádel. Todavía no se decide bien por ninguno, pero yo le aconsejo que elija un deporte para profundizarlo y mejorar en él”, tercia su hermano. “Nosotros la apoyamos mucho para que disfrute de los torneos y maneje sus emociones”, suma.

Por su parte, Paloma agradece mucho a Roncolate, con quien entrena todos los días y no le cobra. “Mi compañera entrena en Paraná por su cuenta, nos vemos sólo cuatro veces al año y es una desventaja, pero esperamos que el año que viene podamos cambiar eso”, dice.

—¿Cuál es tu sueño?

—Mi sueño es jugar en España en el World Padel Tour. Si no, me gustaría ser buena jugadora de básquet o tenis.

El World Padel Tour es el campeonato más importante del mundo de pádel profesional. Participan de él los mejores jugadores a nivel internacional y los participantes juegan en diferentes ciudades para sumar puntos y clasificar para el máster final, al cual entran las ocho mejores parejas.

La joven campeona nacional asegura que a partir de su reciente triunfo va a concentrarse mucho más en el pádel que en el resto de los deportes. El campeonato realizado en La Plata se desarrolló a lo largo de tres días en los cuales Paloma pudo demostrar su gran talento y dejar en lo más alto el nombre de la ciudad. Aproximadamente hay más de 20 chicos de once años en la ciudad que entrenan para competir en los torneos nacionales.

2 Comentarios

Dejar respuesta