Tras algunos escarceos con el de Ingresos Públicos, dejó amenazas para el Intendente.

Viale.- El martes 8 en horas de la mañana, en un momento en que salía de su despacho el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Dr Carlos Weiss, se encontró en el pasillo con un hombre que quería hablar con él. Atendiendo de inmediato la solicitud del ciudadano, el funcionario lo hizo pasar a su oficina.

A poco de ingresar, este vecino, que vive a escasas dos cuadras del edificio municipal, le pidió a Weiss que le consiguiera un pilar para la luz. Según la versión oficial, éste le respondió que por el momento era imposible pero que le buscaría una solución.

Esta respuesta habría alterado al visitante, que tomó una silla y la aventó en el aire con la intención de  arrojársela al funcionario. Justo en ese momento, por casualidad o por escuchar voces alteradas, ingresó al despacho el Secretario de Ingresos Públicos, Walter Pirola, y alcanzó a manotear la pata de la silla, impidiendo el cometido (relata Micrófonodigital).

No conforme con esto, el hombre, muy alterado, golpeó a Pirola en el rostro antes que se lograra controlar la situación. Impedido de continuar la agresión física habría continuado con la agresión verbal profiriendo insultos, agravios y amenazas verbales para todos, incluidos el intendente y el Director de Acción Social.

Desde las esferas municipales confirmaron que hubo una denuncia, además el corresponsal de Paralelo 32 en esa ciudad pudo verificar que el domicilio del intendente Uriel Brupbacher está siendo vigilado por personal policial.

El hecho quedó como un incidente sin lesionados, pero debería ser tomado en cuenta por aquellos dirigentes políticos que se apartan de toda razonabilidad y diálogo para descalificar a quienes no piensan o actúan igual, con un lenguaje que no pocas veces estimula (deliberadamente o no) los odios que hemos sabido conseguir en estos últimos años de intolerancia.

Dejar respuesta