Jaime, un guerrero que lucha a diario por su vida

Nogoyá.- María Susana Maldonado es la mamá de Jaime, un niño de tres años que día a día lucha por su vida. El niño estuvo mucho tiempo internado en el Hospital San Roque y desde hace un tiempo lograron trasladarlo al Hospital San Blas de Nogoyá.

Ellos son de Lucas González y por estos días recibieron la triste noticia de que hay personas que están lucrando con la enfermedad de su hijo, ya que están pidiendo dinero para un supuesto trasplante, situación que su mamá desmintió totalmente y pidió a los nogoyaenses que no se dejen engañar, que ante cualquier duda se acerquen al hospital y hablen con ella.

En diálogo con Canal 4 contó: “Hoy, hace tres años que estamos en esta lucha, estuvimos un año y nueve meses en terapia intensiva en el Hospital San Roque, luego vimos la posibilidad de traerlo al hospital de Nogoyá ya que somos de Lucas Gonzales y tengo tres hijos más”.

Jaime sufre de Atrofia Muscular Espinal grado 1. “Lamentablemente no hay un tratamiento que la cure, ni tampoco tiene posibilidades de realizarse un trasplante”, dijo, y agregó: “Lamentablemente una mujer ha salido a lucrar con la enfermedad de mi hijo, andan por ahí diciendo que necesitamos plata para un trasplante”.

“Estoy muy dolida con esto que ha pasado, si hubiera existido esa posibilidad o alguna manera de evitar que la enfermedad no siga progresando yo lo hubiera hecho. Quienes me conocen saben cómo soy, no me gusta andar pidiendo plata, algunas veces hicimos números de rifa o campeonatos de futbol en Lucas González. La gente es muy solidaria y siempre quiere colaborar, pero nuestra intención no es lucrar con nuestro hijo y no vamos a permitir que nadie lo haga”.

“A mi hijo le dieron ocho meses de vida. Me encomendé a Dios y a la virgen. Hoy hace tres años que seguimos luchando, yo le prometí a los hermanos que lo iba a llevar a casa y es lo que voy a hacer. Siempre le digo a los médicos que ellos me pueden decir todo lo que quieran, pero la fe mueve montañas”, afirmó la madre de Jaime.

“Por eso me duele mucho que hablen de nosotros -remarcó- porque nadie sabe la lucha que yo llevo como mamá, hace un mes tuvo una descompostura muy fea y pensé que se moría, pero logró recuperarse y acá estamos, seguimos luchando. Yo siempre estoy con él, solo lo dejo por alguna emergencia o por algo que si o si tenga que salir”.

Más adelante contó: “Solo quiero que mi hijo esté bien, muchas veces he estado sin un peso, las enfermeras me han ofrecido plata y siempre les digo que no, si fuera una aprovechadora tendría un montón de cosas, pero no lo soy. Estamos terminando de construir su habitación y nos cuesta muchísimo, tenemos que adaptar el baño, por eso hicimos un campeonato de fútbol y una rifa en Lucas González donde la gente fue y colaboró, siempre que hacemos algo ponemos una foto de él”.

Luego remarcó: “Solo quiero desmentir y decirle a la gente que nosotros, la familia de Jaime, no estamos pidiendo para un trasplante porque lamentablemente no lo puede recibir. Hay una medicación, pero no se ha aprobado en Argentina, es muy cara y lamentablemente no está a nuestro alcance”.

“Todos estamos sufriendo porque hace mucho tiempo que no sé lo que es compartir una mesa familiar con todos mis hijos porque si yo voy, uno siempre tiene que quedar con Jaime. Es muy dolorosa nuestra situación, yo quiero llegar a Lucas con él porque todo el pueblo lo está esperando. Él es el único nene en Entre Ríos con esta enfermedad en grado 1”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here