El estudio “¿Por qué el cerebro prefiere papel?” divulgado en Scientific American explica que hay un “aspecto físico” en la lectura. Ferris Jabr, autor del estudio, incluye varias investigaciones que señalan que la lectura de texto en Internet es “agotadora”. “Cuando nos enfrentamos a un texto en línea, las personas pasan más tiempo navegando, a la caza de palabras clave”, señala Jabr. “La sensación implícita de dónde usted está en un libro físico se vuelve más importante de lo que creíamos”, dice el artículo de la Scientifican American.

Hay otros estudios que revela esta investigación que explican que la lectura en un soporte digital es más exigente y físicamente más cansador que en papel. Esto se debe a que la tinta electrónica refleja la luz ambiental (lo mismo pasa con el papel), pero la diferencia es que los textos en pantallas hacen brillar la luz directamente en los rosotros de las personas. Y eso puede provocar fatiga visual, dolor de cabeza y visión borrosa, según recoge el diario La Voz del Interior, de Córdoba.

La incorporación del texto en pantallas por el papel a edades muy tempranas puede ser un problema. En 2012, un estudio realizado en el Joan Ganz Cooney Center de Nueva York reclutó a 32 parejas de padres e hijos de 3 a 6 años. Los resultados mostraron que los niños recordaron más detalles de las historias que leyeron en el papel más allá que las digitales contaban con animaciones interactivas, juegos y videos.

Asimismo, el trabajo mostró, sobre la base de una encuesta a 1.226 padres, que los niños preferieron leer libros impresos sobre los electrónicos. Lo que comprobaron es que los niños podían relatar la historia de nuevo a sus padres. Con el electrónico, los menores estaban más tentados a otras funcionalidades que ofrecía la tablet.

Estudiantes

Es muy frecuente escuchar que muchas personas señalen que, si buscan concentrarse en un texto para entenderlo de manera precisa, busquen imprimirlo y leerlo en una edición física.

Por ejemplo, en 2011, un estudio realizado entre estudiantes de la Universidad Nacional de Taiwan, indicó que la mayoría hacía una leída rápida en línea para luego imprimirla y leerla en papel.

En 2003, cuando Internet crecía con fuerza en esta región, la Universidad Nacional Autónoma de México encuestó a 687 estudiantes sobr eeste tema. El 80 por ciento dijo preferir leer el texto impreso.

Maryanne Wolf, de la Universidad de Tufts (EE.UU.) ha investigado sobre este asunto. Y logró decodificar algunas ventajas del papel. Por ejemplo, y a su juicio, un texto digital restaría referencias como la extensión, esquinas o márgenes y falta de ilustraciones. En este sentido, reivindica la memoria visual como herramienta para recordar el texto.

Matizan

No obstante, hay algunos estudios científicos que matizan esta postura y hablan que no hay demasiadas diferencias entre los universitarios. Según un trabajo del “British Journal of Educational Technology” de 2012, citado por el rotativo ABC de España, señala que no hubo diferencias entre quienes leían un texto de 600 palabras en formato digital o impreso. La comprensión y detección de errores, agrega el periódico, fue igual en los dos casos. Solo que en la pantalla, los estudiantes acortaron la tarea.

“Varias investigaciones recientes han mostrado que un ligero aumento del espaciado entre las letras (respecto al espaciado estándar) produce tiempos de lectura más rápidos en los niños con dislexia”, según una investigación de Manuel Perea, experto en psicolingüística de la Universidad de Valencia y del Basque Center on Cognition, Brain, and Language de San Sebastián.

Claves

1 – Físico.

El estudio “¿Por qué el cerebro prefiere el papel?” reivindica el valor “fisico” de la lectura en un libro a diferencia de un texto digital. “La sensación implícita de dónde usted está en un libro físico se vuelve más importante de lo que creíamos”.

2 – Visual.

Algunos estudios reivindican que el texto en papel permite un mejor recuerdo de lo leído gracias a la memoria visual. Esta metodología permite generar ciertas rutas mentales que, en general, no son posibles con los textos que se leen en una PC.

3 – Niños.

A edades muy tempranas, los niños demuestran que recuerdan más detalles de las historias que leen en papel respecto a las que leen en digital. Las tabletas y otros dispositivos demuestran, según estudios, que generan distracciones al momento de leer.

Dejar respuesta