Viale.- Es bastante común que el Concejo Deliberante tenga su happy hour (hora feliz) con discusiones o chicanas de Landra que enojan al intendente Brupbacher, que siempre está presente entre el público en la sala de sesiones, como sucedió esta semana. Pero este cruce se refirió a un caso que horas más tarde tomó un cariz formal mediante una denuncia por presunto abuso de un trabajador municipal en perjuicio de otro con cierto grado de incapacidad.

Durante la sesión del HCD vialense de esta semana, el tema importante era la moratoria para recuperar varios millones de pesos con un plan de pago; pero lo anecdótico vino después, con un cruce entre el concejal Angel Landra (FpV) y el intendente Brupbacher. El desacuerdo por un plan de pagos para morosos ya había dejado el ambiente caldeado y Landra, fiel al estilo provocador que mantiene desde el primer día, la preguntó al presidente del Concejo si sabía algo acerca de una fuerte versión sobre una posible violación de una persona, que se habría consumado en el tinglado municipal. El presidente respondió que no sabía nada de un rumor o versión de esa especie.

Desde afuera el intendente Brupbacher copó la parada dirigiéndose al edil para decirle que si lo deseaba, en forma particular él le contestaría sobre ese tema. Landra seguía insistiendo en busca de lograr algún efecto. Intervino luego la concejal de Cambiemos Silvana Bovier, quien solicitó la palabra para decir que “no son rumores” y el tema está en la justicia, encendiendo el entusiasmo de Landra, quien le recriminaba a Brupbacher: “¡Ah, entonces no son rumores!, hágase cargo señor intendente, no son rumores, usted está sabiendo lo que está pasando”, e insinuó que estaba encubriendo. No es la forma en que se trata un tema tan sensible y con implicancias legales, pero así lo quiso Landra.

En este Concejo, aclaramos una vez más, los concejales no se dirigen a presidencia como lo dispone la ley y la tradición, sino que discuten en forma directa entre ellos, y también hay funcionarios que intervienen desde el entorno.

Brupbacher, que no había negado nada pero ofreció hablarlo en privado, subió el tono para decirle a Landra que está “cansado de que en sus delirios místicos salga con estas cuestiones”.

El intendente se quejó de que “Landra es una persona que viene con cuestiones desequilibradas desde hace tiempo, yo no cubro ni tapo nada, pero no puedo avanzar en nada si no hay nada  oficial”. Dirigiéndose a Landra, increpó: “Si usted tiene datos, tiene la obligación de hacer una denuncia y si quiere lo acompaño a la comisaría para que proceda, y si no tiene nada, llámese al silencio”.

La denuncia

La denuncia del caso se conoció en el transcurso de la semana, cuando el abogado José Barbagelata dijo a Canal 9 de Paraná que presentará un escrito ante la fiscalía de la doctora Natalia Taffarel, por un presunto abuso cuya víctima es una persona con Síndrome de Down. Se trata de un trabajador municipal, quien poco a poco confesó a su familia que fue atacado por un compañero de trabajo en el mes de marzo, en una dependencia del municipio, según explicó Barbagelatta, quien dijo además que “de a poco van surgiendo otras cosas”.

El abogado se refirió también a la situación del acusado, por quien la familia de la víctima teme que se fugue, porque sacó unos días de licencia en su trabajo, lo cual es inevitable porque hace uso de su derecho como trabajador municipal.

La fiscal de la investigación ya realizó una serie de procedimientos, como una Cámara Gesell, indicó Barbagelata, y adelantó que el viernes 11 de agosto habrá una entrevista con una psicóloga que atendió a la víctima.

“Tenemos preparadas unas medidas que le vamos a presentar a la fiscal”, concluyó en abogado, ante la consulta de si solicitaría que el acusado sea detenido de manera preventiva por riesgo de fuga.

Dejar respuesta