Nogoyá.- Las intensas lluvias de las últimas jornadas generaron la crecida de arroyos en diversos puntos de la provincia y en las últimas horas se cobraron la primera vida. En ese caso fue un pequeño de un año y tres meses.

El mismo habría sido amamantado en horas de la noche del miércoles por su madre, la cual lo dejó durmiendo. Luego, el arroyo desbordó e ingresaron 20 centímetros de agua en la vivienda ubicada en Primera Junta y Centenario.

El pequeño habría caído de la cuna y fue hallado sin vida alrededor de las 1.20 de hoy. Según las primeras pericias, falleció ahogado, entre la cuna y la pared, publicó La Voz.

Dejar respuesta