El regalo de barriles de cinco litros de cerveza Heineken es ahora la excusa para una campaña viral en Whatsapp que esconde un motivo funesto: es una estrategia de phishing para intentar obtener los datos personales del usuario. No es la primera vez que sucede: ya lo sufrió Netflix, y también Nespresso y otras firmas.

La estafa surgió en España, pero está dando la vuelta al mundo hispanoamericano.

¿Cómo se evita? Evitando acceder a ese sitio que pedirá información personalizada. Y con sentido común, recordando el viejo adagio: cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía.

Dejar respuesta