Edgardo Maier, secretario general del gremio que nuclea a los trabajadores agrarios del departamento Nogoyá (Paralelo 32)

Nogoyá.- “La UATRE comprende 130 actividades rurales, lo cual genera una dinámica constante en cuanto a negociaciones salariales y condiciones laborales”, informó Edgardo Maier, Secretario General del gremio que nuclea a los trabajadores agrarios del departamento Nogoyá, y destacó: “Desde la actividad por ejempló agrícola, ganadera, avícola y en otros cultivos, tuvimos nuestras paritarias y las expectativas eran más alentadoras de lo que se logró, porque en definitiva el proceso inflacionario que ha sufrido la actividad va esmerilando lo que son los sueldos y nunca llegamos a estar a la altura de las circunstancia”. “Los sueldos van por la escalera y la inflación por el ascensor”, disparó, haciendo uso de una frase acuñada por Perón y usada con mucha frecuencia, desde entonces, por los dirigentes sindicales del país.

En este sentido, Maier reconoció que desde el organismo tenían una expectativa mayor a lo logrado y aclaró que desde el gremio se buscaba una negociación salarial del 38 o 40 y se obtuvo un 35 en la escala general. La actividad avícola por su parte, logró dos aperturas de paritarias con un 25 por ciento de aumento en cada una de ellas.

Además, los trabajadores del campo lograron obtener a través de la resolución 205 del Ministerio de Trabajo y en forma conjunta entre las entidades agrarias y la UATRE, el pago de un bono de dos mil pesos por única vez, no remunerativo y pago con el mes de diciembre (quedaron exentos del pago los productores que se acogieron a la ley de emergencia agropecuaria. NdeR).

“También hemos desarrollado otras actividades en relación a nuestra obra social, Osprera, con los móviles sanitarios odontológicos, pediátricos y ginecológicos”, subrayó, y amplió: “Con ellos recorremos los distintos establecimientos del Departamento, nos establecemos y de alguna manera si el trabajador no puede llegar por alguna circunstancia a los centros de salud, nosotros nos dirigimos y tratamos de establecer la atención primaria”.

Controles

Por otro lado, Maier comentó que durante el 2016 se desarrolló una intensa actividad en relación a las verificaciones correspondientes en los establecimientos rurales a los efectos de corroborar el cumplimiento de las normas. Dicha actividad se llevó a cabo a través de la Secretaría de Trabajo en la seccional Nogoyá con inspectores de la provincia y el acompañamiento del gremio, que si bien no tiene poder de policía, debe bregar a fin de que se cumplan con las normas laborales y de higiene y seguridad de todos los trabajadores.

Expectativas

Respecto de su mirada por el año recientemente iniciado recalcó que debe tener “una mirada positiva”, aunque aseguró que “las preocupaciones siempre están”.

“Seguiremos trabajando en la búsqueda del entendimiento de la producción y el trabajo sin soslayar bajo ningún punto de vista lo que al trabajador le corresponde, siempre hay que estar detrás del cumplimiento de las normas laborales”, puntualizó.

Ascensor y escalera

El 14 de enero de 1974, Juan Domingo Perón –en ejercicio de la presidencia de la Nación en su segundo periodo-, ante una inflación galopante que jaqueaba a su gobierno, anunció un pacto social. En su discurso acuñó la frase que luego se convertiría en muletilla para los dirigentes sindicales:

“(…) la inflación, provocada por un desacuerdo permanente que ocasiona una carrera desenfrenada entre precios y salarios, en el que los primeros suben por el ascensor y los salarios por la escalera, según una aserción popularizada por la experiencia largamente vivida”.

Dejar respuesta