Cuando Karen decidió que iba a regalar su pelo para pequeñas que están en tratamiento oncológico, su cabello todavía no tenía el largo suficiente. Tuvo que dejarlo crecer durante varios meses. “Hace un tiempo me propuse dejarme crecer el pelo con la idea de donarlo. Pensaba en las niñas y mujeres, que además de todo el sufrimiento que padecen, se ven al espejo y están ahí, sin cabello, sin poder lucir ni una vincha ni nada. Todo me daba vueltas en la cabeza”.

“Tenía varios centímetros para donar, así que me contacté con el hospital Garraham para ver si recibían donaciones, y me dijeron que no lo hacían. Fue así que hablando con conocidos me comentaron y recomendaron que lo llevara a la ONG Pelucas de Esperanza, adonde hacen pelucas para las niñas y mujeres que están en tratamiento”, detalla a Paralelo 32 Karen Pereyra, esta joven oriunda de Chajarí que ahora se mudó a Gualeguaychú para comenzar una carrera universitaria.

“Hay muchas maneras de ayudar. Solo basta con interesarse en el otro”, resume la joven que donó su cabello sabiendo que “puedo ayudar a alguien a sentirse mejor en un momento triste, y me reconforta”.

Una peluca de pelo natural

Para poder armar una peluca de pelo natural se necesita aproximadamente un kilo de pelo, lo que implica contar con varias donantes del mismo tipo y tono de cabello. Se pueden donar desde mechones hasta trenzas enteras. No importa si el cabello está teñido o cortado en capas.

Contacto ONG Pelucas de Esperanza

Perón 96 Gualeguaychú (2820) Entre Ríos
Tel:3446-426509
Facebook
Pelucas de Esperanza Sucursal Central Gualeguaychú
Correro eletrónico:pelucasdeespeanzagualeguaychu@hotmail.com

Dejar respuesta