Victoria.- Todos los días recibimos información con respecto a modificaciones en las cuestiones tributarias que, aparte de la presión que representa desde el punto de vista económico, deja desprotegidos a muchos contribuyentes que reciben reclamos o demandas de parte de los organismos recaudadores.

El Cont. Fabián Zorzabal comentó que estamos asistiendo a verdaderos abusos por parte de la AFIP, porque en forma permanente cambia normativas de todo tipo.

El 24 de julio venció el Impuesto a las Ganancias después de varias postergaciones que estaban forzadas, porque a días de la fecha de pago modificaban el sistema. Anunciaron que a partir del mes de agosto solamente se aceptaría el pago obligatorio a través del sistema Volante Electrónico de Pago (VEP), impidieron que se pague en un Rapipago o Pago Fácil. “El problema es que son muchos cambios y los ponen en vigencia a todos a la vez”.

También habrá modificaciones para los monotributistas, que están siendo seguidos muy de cerca por la AFIP. La mayoría de las categorías debe hacer los pagos por el VEP a través de la vía informática o por Débito Automático en el banco. Hay mucha confusión con respecto a este tema.

Monotributo

Los monotributistas que debían realizar recategorizaciones cuatrimestrales con respecto a las facturaciones de los últimos doce meses, este año salió una normativa exigiendo que a partir de septiembre es obligatoria para todos, se cambien o no de categoría, hacer una presentación formal. Antes para estos no era obligatorio. Ocurre que se anunció esta directiva pero se la volvió a modificar hace unos días, la AFIP informó ahora que para algunas categorías  será en septiembre, para otras será en octubre y las restantes  en noviembre, modificando así las directivas anteriores.

En diálogo con Paralelo 32, Zorzabal explicó que por ahora las categorías A, B y C, pueden pagar en oficinas o empresas de servicios, pero a partir de noviembre todo monotributista debe hacerlo a través de medios electrónicos.

A partir de octubre la AFIP hará ‘de oficio’ las recategorizaciones, sin necesidad de que lo haga el contribuyente. Para llevarlo a la práctica medirá los consumos, los gastos de tarjetas de créditos, movimientos en cuentas bancarias o pago de colegios privados. “El razonamiento que utiliza el ente recaudador es simple, si descubre gastos que no tienen correlación con lo que declara en la facturación, evidencia que dispone de más dinero, por lo cual debe cambiar de categoría”.

También corre el riesgo que lo saquen de la categoría.

De todas maneras hay derecho al reclamo, porque puede haber errores, se puede dar cuando una persona trabaja en relación de dependencia  y además  es monotributista, en ese caso puede justificar un mayor gasto porque tiene otro ingreso o también porque  accedió a una herencia o regalo, pero debe  presentar  los comprobantes.

Notificaciones

Todo este procedimiento la AFIP no lo pasará más por escrito sino que le dan como último plazo el 30 de septiembre para que formalice un “domicilio electrónico”, esto significa que todos los días martes y viernes la AFIP va a notificar a todos los contribuyentes vía web. “A raíz de esto el contribuyente, en estos días de la semana debe ingresar a la página de la AFIP para saber si tiene notificaciones”.

Esto es importante que se siga rigurosamente  porque empiezan a correr los plazos. “Puede  llegar a tener  un gran problema si los tiempos se dilatan porque se recargan  intereses y multas”.

Dejar respuesta