Un hombre de 31 años de edad oriundo de la localidad de Sosa, que actualmente residía en Paraná; y que cumplía funciones como efectivo de la Policía de Entre Ríos, además de desempeñarse como árbitro de fútbol en la Liga de Paraná Campaña, tomó la determinación en las primeras horas del 1 de enero, de quitarse la vida.

El hecho ocurrió en calle Sudamérica al 1200 de la capital provincial. Intervino la Jueza Dra. Patricia Yedro, personal de la División Homicidios, personal de la División de criminalística y medico policial.

Dejar respuesta