El pasado 15 de agosto el gremio elevó una nota al Ejecutivo solicitando la reapertura de paritaria, acompañada por la firma de 200 trabajadores. Ante la falta de respuestas ratificó el pedido el 30 de agosto y recién el 9 de septiembre fueron recibidos por las autoridades.

Los resultados del encuentro no resultaron satisfactorios para los trabajadores que resolvieron iniciar medidas de fuerza y una movilización hacia el Palacio Municipal el pasado 25 de agosto. El día de la marcha el propio intendente Lénico Aranda dijo que los llamaría al día siguiente. El Sindicato informó, a través de las redes sociales, que “durante toda la jornada los trabajadores esperamos la convocatoria que no llegó, sólo un llamado telefónico para decir que pretendían que levantemos la medida de fuerza”.

“La gente se cansó del manoseo y de la indiferencia por eso la medida no se levanta hasta tanto no tengamos una propuesta sobre la mesa”, declaró el gremio.

El reclamo es por una mejora salarial, ropa de trabajo, la mejora del adicional por responsabilidad y los llamados a concursos. La retención de servicio se realizó este martes de 7 a 12.

 

Dejar respuesta