Germán Delcanto tiene 19 años, los cumplió este domingo, y objetivos muy claros. Nada que lo sorprenda al joven que, al año de vida, andaba con una raqueta de tenis, siguiendo los pasos de su padre (Ciro), quien se desempeña como profesor y entrenador de tenis.

También sabe que haber terminado primero en una categoría tan competitiva como la Sub-18 (en el ámbito nacional) en la faz individual y en dobles, dos tenis distintos, no lo logra cualquiera.

La clave del caso Federer

Habló de lo que se avecina y de cómo lo piensa afrontar. Aseguró que es muy importante “mantener el nivel que alcancé en el 2017, tener una regularidad, algo que distingue a los grandes de este deporte como en el caso de Roger Federer”, porque todos tenemos días “buenos y de los otros, destaca.

Dijo que su meta es entrar al ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales y jugar los “Futures”, torneos profesionales, eventos para los cuales me siento “preparado”, debido que he jugado, ganado y perdido, con tenistas que han disputado esos “torneos”.

Tener plata será clave

Indicó que para dar los primeros pasos en el ATP, mucho tiene que ver el factor “económico”. Pasando en limpio, todo depende la suma de dinero que tenga para saber que torneo “puedo jugar y cual no”.

Destacó y agradeció la ayuda que recibe del municipio local, que sirve para “cubrir gastos menores”, además de sponsor de artículos deportivos e indumentaria.

Ahora se vienen otro tipo de gastos, como los que originan disputar certámenes internacionales que en su “mayoría se desarrollan en países europeos con una continuidad que en nuestro país y en naciones vecinas no se aprecia”.

Comentó que pudo “ahorrar algo”, dinero que servirá para viajar a Francia, en fecha a designar, para jugar torneos durante “un mes y medio, ver qué pasa, tratar de mantenerme y meterme en el ranking ATP que es el objetivo principal”.

¿En 2019 se irá a Estados Unidos?

Además de ver la posibilidad de jugar “interclubes”, ya que las entidades francesas te contratan para jugar ese tipo de certámenes y los Futures que es el primer escalón de la Asociación de Tenistas Profesionales, quedando claro que “mientras más torneos pueda disputar, mayores serán las posibilidades de sumar puntos”.

En esto, destaca, hay que ir “paso a paso”, sacar el “primer punto e ir sumando”. Siempre pensando en el “presente y de esa manera ir encarando el futuro”, como la posibilidad de viajar a Estados Unidos, en el 2019, para estudiar una carrera y seguir jugando al tenis en el ámbito universitario.

La pretemporada

La llevará a cabo en nuestra ciudad de la mano de Justiniano Richard, tenista de Concepción del Uruguay que jugó torneos Futures y consiguió puntos ATP.

La persona “ideal para trabajar todo lo referente a tenis en las canchas de Juventud Unida y en las de Neptunia”, mientras que en lo físico” trabajaré con el profesor Ramiro Endelman”, indicó el joven tenista.

El tenis, su vida

Admitió, por otro lado, que no se imagina vivir sin el tenis. “Tuve un tiempo sin jugar, por una lesión, y la pasé decididamente mal. No podía entrenar, menos jugar, no había nada que me motivara”, recuerda.

Dijo que el tenis es durísimo y que hay que jugar con “la capa y la espada siempre”, debido a que la competencia es continua, además de largas sesiones, ocho horas, de entrenamiento. Dijo que lo se ve en la “tele es lo más lindo, pero detrás de todo eso hay mucho que no se ve y que el tenista afronta, muchas veces, en soledad”.

Aseguró que 2017 fue un año que no olvidará por los resultados “obtenidos”, y por el “sacrificio realizado para cumplir con todas las metas, con días que te costaba levantarte e iniciar los entrenamientos planificados.”

 

(Fuente: El Día de Gualeguaychú)

Dejar respuesta