Un entrenamiento regular ayuda a fortalecer los músculos, pero sobre todo ayuda a fortalecer el corazón. ¿Sabías que incluso un principiante puede reducir su frecuencia cardíaca en aproximadamente 10 latidos por minuto con sólo haber entrenado unas semanas?

El running te encantará

Correr es la forma más fácil y más efectiva de entrenamiento. Simplemente tenes que pensar en la evolución humana para darte cuenta: los movimientos necesarios para correr se han ido perfeccionando a través de millones de años de evolución humana. “Nuestros cuerpos están preparados para este tipo de ejercicio, lo que puede explicar por qué el running es un ejercicio que nunca pasa de moda”, afirma el entrenador de fitness y salud Sascha Wingenfeld.

El running sigue siendo un deporte muy popular. Jóvenes y mayores, principiantes y profesionales, oficinistas o políticos, a la gente le fascina esta actividad y cualquiera se puede beneficiar de sus muchas ventajas. “Un atleta profesional que esté intentando mejorar su resistencia de base se beneficia de los estímulos del running de la misma forma que un atleta aficionado. Por cierto, el running es la mejor forma de mejorar la resistencia”. Esta resistencia de base es, como su nombre indica, la base de toda forma de rendimiento atlético.

El running es bueno para el corazón

Si te encanta correr podrás sacar provecho de los numerosos beneficios de este tipo de deporte. “Estos beneficios protegen nuestro cuerpo de los famosos ‘efectos de la civilización’, a la vez que fortalecen todo el cuerpo”, afirma Sascha. Los efectos positivos de nuestra actividad deportiva favorita se reflejan en nuestra sangre:

  • Los niveles de grasa en sangre bajan mientras que el colesterol HDL (el bueno) aumenta
  • Correr de forma regular reduce el riesgo de arteriosclerosis
  • La producción de hormonas del estrés, como la adrenalina y el cortisol, se reduce
  • La circulación de la sangre mejora
  • Se reduce el riesgo de trombosis
  • El volumen de sangre en el cuerpo aumenta

Los que ya estén acostumbrados a hacer ejercicio saben que el corazón empieza a latir más rápidamente como respuesta al esfuerzo. Algunos deportes de resistencia como el running pueden ser realmente efectivos si lo que queremos es fortalecer el corazón.

  • La frecuencia cardíaca en reposo y al hacer ejercicio bajan con un entrenamiento regular
  • La capacidad máxima de entrada de oxígeno aumenta
  • La eficiencia a la hora de hacer cardio mejora

Tener un corazón sano hace que el corazón tenga que hacer menos esfuerzos, tanto en reposo como al hacer ejercicio

El running te hace vivir más

El efecto más importante del running es el impacto que tiene en el trabajo cardíaco. La mejora en el rendimiento se puede ver después de cuatro a seis semanas entrenando regularmente (3×30 minutos por semana). Incluso un principiante puede reducir la frecuencia cardíaca en reposo en unos 10 latidos por minuto.

“El running no sólo nos encanta, también mejora nuestro bienestar y nos hace libres. Además, realmente funciona mejor que cualquier forma de medicación o terapia”, explica el experto. “No le hagas caso a tu lado vago. ¡Sólo salí a correr!”.

Dejar respuesta