Victoria.- El Frigorífico Victoria Cooperativa de Trabajo tiene problemas para continuar con sus labores. Según explicó su presidente, Luis Gustavo Ruiz, inspectores de la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario (Succa) del Ministerio de Agroindustria de la Nación, les prohibió continuar con las actividades hasta que no instalen los controladores electrónicos para faena exigible a partir del 1° de marzo a todas las plantas de este tipo del país. La preocupación de los socios se centra en el costo de estos aparatos, que cuestan  400 mil pesos y la cooperativa no está en condiciones de hacer esa inversión. Por tal motivo tienen suspendida la matanza.

Agregó que uno de sus clientes ha ofrecido adquirir estos elementos, que después descontarían del servicio de faena que realizan semanalmente para esta persona. En esto se habría llegado a un principio de acuerdo.

Se deben realizar algunas gestiones previas a la colocación de los controladores, después de adquiridos la autoridad de aplicación debe verificar el funcionamiento y aprobar esta nueva tecnología que también denominan “cajas negras”.

Intendente

Se entrevistaron con el Intendente Domingo Maiocco para solicitarle ayuda al respecto. El pedido al primer mandatario esencialmente se centraba en la posibilidad de prorrogar el vencimiento de la concesión de las instalaciones, que se produciría dentro de poco tiempo,  para seguir trabajando.  Ruiz reconoció que desde la intendencia han recibido apoyo y valoró la decisión de Maiocco de postergar por 6 meses la continuidad del contrato.

Faena

Actualmente están faenando  entre 60 y 70 cabezas por semana en dos días de trabajo y la cooperativa cuenta con 15 socios. También comentó el directivo que la situación no es de las mejores y la rentabilidad es baja, pero por el momento están defendiendo la fuente de trabajo que les permite un ingreso a cada socio. Los incrementos de servicios e impuestos “pegaron  fuerte”  a la actividad económica de la empresa y aseguró que  resulta difícil mantenerse.

Controladores

A partir del 1° de marzo, los frigoríficos que no hayan acreditado, al menos, la compra de los controladores electrónicos para la faena –denominados “cajas negras”–, se le suspenderá el registro de operaciones. Esto fue lo que le ocurrió a la cooperativa local. El ultimátum fue dado a conocer por la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario (Succa) del Ministerio de Agroindustria de la Nación.

Según la información, el 90 por ciento de la faena ya tiene instalado o adquirido el controlador fiscal, que, con fines fiscales, va a proporcionar datos sobre la cantidad de animales faenados y kilos producidos.

La medida se inscribe en el marco de los controles fiscales dispuestos por el Gobierno para el sector frigoríficos, que incluyó las exigencias de anticipos de pago a cuenta del IVA y de cargas previsionales.

Dejar respuesta