Crespo.- La semana antepasada Paralelo 32 publicó la intención de un grupo de afiliados al Sindicato Municipal de Crespo de elevar una nota al intendente Darío Schneider para acelerar los trámites y normalizar el gremio, que se encuentra intervenido por decisión del Ministerio de Trabajo de la Nación. Quieren realizar pronto una asamblea y elegir las nuevas autoridades. A los afiliados les preocupa la caída de beneficios como los convenios firmados con farmacias y comercios.

Nombramiento

Juan Feltes y Raúl Rivas son los interventores nombrados por la Confederación de Obreros y Empleados Municipales de la Argentina (COEMA) a solicitud del Ministerio de Trabajo, que ordenó el arbitraje a partir de una denuncia presentada por un grupo de afiliados. Feltes y Rivas vienen trabajando desde el segundo semestre del año pasado, en el decreto quedará definida la fecha oficial de nombramiento para calcular los plazos de la normalización previstos en la legislación vigente. Pero aún no tienen el decreto oficial de nombramiento y la semana próxima viajarán a Buenos Aires, a la sede del Ministerio, para recibir novedades sobre ese tema.

Feltes señaló a Paralelo 32 que el retraso es normal por la época del año que transcurrió desde el inicio de la intervención, y por las características del caso. “En diciembre se vienen las vacaciones, en enero está todo parado, en febrero se inician las paritarias nacionales. Los expedientes de pueblos chicos como éste del Sindicato Municipal de Crespo van quedando pendientes porque el Ministerio le da prioridad a los conflictos de mayor impacto político y a problemas con sindicatos más grandes”, señaló.

Normalización

Una vez que tengan el decreto firmado, Feltes y Rivas van a poder trabajar a pleno en la normalización, que en una primera etapa implica fundamentalmente poner en orden todas las cuentas y la documentación, acordar con los acreedores y resolver los pagos pendientes. Después vendrá la convocatoria a asamblea y elecciones para entregar el sindicato a la conducción que surja por voluntad de los afiliados. La entrega debe realizarse con las cuentas saneadas y la situación legal normalizada.

“La normalización va a llevar como un año, no antes; hay que pagar las deudas, especialmente con La Agrícola Regional, que suma más de 800 mil pesos, con los demás comercios hay una deuda entre 250 mil y 300 mil pesos”, aclaró Feltes.

Otra irregularidad es que no se hicieron aportes por la empleada que atiende en la sede, según el entrevistado.

La Municipalidad debe retener los fondos a los trabajadores pero no puede disponer de ellos por su cuenta, mientras siga la normalización decretada por Trabajo. “Con la Municipalidad está acordado que se van a librar los fondos cuando se deba pagar a acreedores, a partir de las cuentas que surjan de la investigación que estamos realizando”, comentó Feltes.

Acefalía y comisión directiva

Feltes aclaró que la acefalía de conducción del Sindicato se produce legalmente porque no hubo elecciones ni renovación de autoridades durante muchos años, violando leyes y estatutos. Indicó que el período de acefalía se determinará con la investigación en curso.

“La acefalía legal del Sindicato ya tiene entre dos y cuatro años, pero pueden ser más. Los manejos que se hicieron en ese período son totalmente irregulares y la normalización debe poner en orden todo eso, lleva tiempo. Nuestra obligación como interventores es entregar el sindicato saneado a la nueva conducción de los trabajadores”, subrayó Feltes.

Responsabilidades

Durante la entrevista, el interventor apuntó a la gran responsabilidad que le cabe al último secretario general del gremio, Daniel Planes, en la situación que vive el sindicato y en las irregularidades detectadas.

–  ¿Cuál es la situación del resto de la comisión directiva?

—  Alguien se llevó los fondos que faltan, pero va a caer toda la comisión directiva, aunque muchos digan que confiaban en el manejo que hacía Planes.

–  ¿Por qué están en problemas todos los miembros?

—  Por omisión van a caer todos. Vemos muchas irregularidades graves desde otras gestiones de gobierno de la Municipalidad, que iban pagando cuentas a pesar de la acefalía del Sindicato y con el mandato del secretario general vencido desde hace varios años.

–  Los empleados se quejan que no hubo reuniones con ustedes.

— Nosotros mantuvimos una reunión con parte de la comisión directiva y les expusimos los problemas que van a afrontar por librar fondos en acefalía.

Dejar respuesta