“Si querés tu libertad, firmá acá”

0
225

El fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull hizo la apertura de la causa penal en la que se investiga la denuncia de una mujer de 82 años llamada Mabel Bin de Mihura, quien dijo haber estado durante más de tres meses retenida, se cree contra su voluntad, en una casa de calle Mendoza, en Paraná.

La mujer es viuda y posee un campo de más de mil hectáreas y otras propiedades en Nogoyá. Así, durante la Semana Santa, fue llevada a Paraná por una sobrina cuyo nombre es Teresa Montiel, para pasar unos días de descanso, pero terminó quedándose aparentemente contra su voluntad, durante tres meses y cuatro días.

En consecuencia, el viernes 4 de agosto fue “rescatada” luego de un procedimiento que llevó adelante la policía con la intervención del fiscal Ramírez Montrull. En este marco, ya se hizo la apertura de una causa penal y se investigan dos posibles delitos: “privación ilegal de la libertad” y “estafa”.

En lo meramente local, el fiscal local Federico Uriburu, en diálogo con radio La Voz, comentó: “No brindé el nombre real en su momento (Sofía, N.d.R.) por una cuestión más de proteger a la persona, a la víctima y también al resto de su entorno. Estamos hablando de una logística que tiene esta causa, que es raro de ver acá en Nogoyá”.

Luego, agregó: “Una vez que tuvimos unos datos precisos para mínimamente allanar un domicilio en la ciudad de Paraná decidimos con el doctor Molina abrir de oficio la investigación. Se remitieron las actuaciones a Paraná, para que un fiscal de allá pida el allanamiento porque ella estaba en un domicilio de aquella ciudad”.

Privación agravada de la libertad

“Ella cuenta que fueron tres meses y cuatro días”, remarca el fiscal, al tiempo que agrega: “También aparece en el mes de mayo un poder firmado donde ella autorizaría la disposición de los bienes que integran su patrimonio. Entonces, esto es una situación también que es parte de lo que considero más grave todavía que una estafa porque se hace con una persona privada de la libertad, estamos hablando de una privación de la libertad agravada”.

También, informó el letrado que la mujer “fue medicada” aunque todavía no se sabe con qué. “A ella supuestamente la atendía un médico de Paraná, pero no se sabe con qué frecuencia le daban los remedios, eso es un efecto secundario de todo este hecho dramático. Ella ahora está con tratamiento médico”, sumó.

Partícipes

“En Paraná: una hermana de ella, una sobrina hija de esa hermana y también un abogado de Paraná”, dijo Uriburo. Asimismo, agregó: “Habría que ver los médicos que firmaron en qué circunstancia lo hicieron, si lo hicieron también bajo engaño. Es todo materia de investigación hasta donde sé en la ciudad de Paraná”.

“La idea del procurador general, es que investiguemos nosotros acá la causa, independientemente de que el hecho se consumó en Paraná, más que nada para facilitar a los testigos y a la víctima el acceso a la justicia”, completó la información.

La casa

“Estamos hablando de una casa ubicada cerca del cementerio, zona céntrica, una casa normal y de estilo antiguo. Incluso, después de que la llevaron a esa casa habían colocado una reja para que no pudiera salir. Fue acondicionada de a poco para lograr retenerla”, explicó, y continúo: “Una de las cosas que contaba es que le ponían los papeles en la ventana y le decían: «Si querés tu libertad, firmá acá». Ella, muy lúcida y lejos de estar como se corrió la voz, de que estaba mal de la cabeza, decía: «Yo no firmo ni loca, no les voy a dar nada, no les voy a dar lo que me costó esfuerzo y a mi marido también»”.

La versión de la mujer denunciada, la hermana

María Bin fue acusada de mantener cautiva a su hermana, Mabel Bin. En diálogo con el programa Códigos, que se emite por Elonce TV, se defendió y asegura que “lo que se dice no es así en ningún aspecto”.

En ese sentido, contó: “Mi hermana tiene Alzheimer avanzado. Al diagnóstico nos lo dio un neurólogo que nos dijo que estaba al borde de la locura y por eso recomendó internarla, pero a nosotros nos dio lástima. La trajimos a mi casa porque la encontramos en muy mal estado”.

Finalmente, completó: “Acá vivo hace 29 años y tengo todas las comodidades como para que esté con nosotras. Nunca estaba sola, la cuidaban cuatro personas día y noche. Tenía médicos y todo lo que ella precisaba”.

Dejar respuesta