Victoria.- Fue una crítica constante a la anterior gestión el gasto recurrente de pintura para la demarcación de los pasos peatonales en la zona centro, que a poco de terminado el trabajo se borraban. Como contrapartida de esto, a más de un vecino le llamó la atención que las trazadas para dividir los carriles sobre las rutas permanezcan años sin alterarse.

Al parecer el tema no era tan complejo de develar, solamente había que buscar a las empresas que realizan esos trabajos y preguntarles sobre el dispositivo e insumos que utilizaban.

Eso mismo hizo el responsable de Defensa Civil Municipal, Claudio Larreguy, hecho que lo llevó a contactarse con una empresa de Córdoba (Impex S.A.) que comercializa una máquina que prácticamente al mismo costo asegura una durabilidad de tres a cuatro años, contra los dos o tres meses que ofrecía la anterior aplicación. La principal diferencia es que trabaja con pintura en caliente.

Valuada en 239.850 pesos, la máquina fue adquirida por esta gestión, luego de cotejar los resultados que ya experimentan ciudades como Crespo. “Es una máquina que utiliza pintura termoplástica a una temperatura entre 180 y 200 grados; tras la colocación de un impreso sobre el asfalto, se aplica una capa de 3 milímetros con una durabilidad garantizada entre 3 y 4 años”. Se puede utilizar para hacer sendas peatonales de 30 y 50 centímetros, y las líneas amarillas de 10 centímetros para dividir manos y marcar sobrepasos en bulevares.

Larreguy agregó que la temperatura del asfalto es determinante en la aplicación, hecho que no permite trabajar en invierno con menos de 6 grados, ni cuando la superficie tiene humedad. “La pintura demora unos treinta minutos en secar, y apenas se termina de pasar se le agregan microesferas de vidrio que la hacen reflectante (que refleja la luz)”.

El entrevistado precisó que es el mismo insumo y técnica que utiliza Vialidad nacional y provincial, y está respaldada por normas IRAM.

Consultado por el número de calles que involucrarán en esta tarea, el funcionario afirmó contundente: “todas las calles que se puedan ir incorporando desde el centro a la periferia, los bulevares, la zona costanera. Esta durabilidad de la pintura aplicada en caliente nos permite avanzar en este sentido”.

Tres personas que fueron capacitadas por la empresa vinculan con esta señalización un total de 4 esquinas por jornada laboral, “la máquina funciona con gas licuado (en garrafa), es sencillo el mantenimiento (está equipado con termostato, pantallas para derretir la pintura que viene en bloque; además la empresa dispone de todos los repuestos en caso de cualquier inconveniente”.

Según informó Larreguy a Paralelo 32. la anterior pintura, que se aplicaba en frío, le demandaba a la Municipalidad 3.000 pesos cada veinte litros y alcanzaba para demarcar 4 esquinas; “en cambio con este tipo de producto el costo es unos trescientos treinta pesos más caro, cubre exactamente lo mismo y por la durabilidad que presenta es claramente una mejor opción ya que la calle no necesita estar retocándola periódicamente durante el año”.

Agregó que a las ochavas de los cordones cuneta los siguen delimitando con pintura vial a mano.

Nomencladores 

Larreguy comentó que hay mucho vandalismo en relación a los nomencladores que ya existían, y si bien se han colocado nuevos, “estamos tratando de avanzar en la reposición y la expansión de otras calles, sean o no de asfalto. Afortunadamente tenemos el acompañamiento de la Agencia de Seguridad Vial de la Nación”.

Semáforos 

Un elemento que acompaña la señalética que encararía Defensa Civil en conjunto con Inspección General son los semáforos en los puntos más críticos del tránsito citadino, “es muy importante el número de vehículos en la ciudad, calles angostas y la concentración en el radio céntrico dificulta la circulación. Sobre esta base se vuelve un elemento de ordenamiento, pero que estudiaremos dónde y cada cuántas cuadras, para no provocar el efecto contrario y entorpecer la fluidez”.

Cartelería de bienvenida

En calidad de anuncio, Larreguy dijo que ya tienen un cartel de ‘bienvenido a Victoria’ a metros de la rotonda próxima a la unión vial, y que están avanzando en el bosquejo de al menos uno más en la otra rotonda que deriva a las localidades de Nogoyá o Gualeguay, “estamos tratando de hacer algo que no sea suspendido ya que la Ruta Nº 11 es una vía por la que circulan un número considerable de camiones, y últimamente hemos tenido que afrontar serias tormentas que harían riesgosa una estructura de estas características, pero es un hecho que se colocarán ya hay una partida presupuestaria destinada a tal fin, y la construcción será llevada adelante íntegramente por personal municipal”.

Dársenas en bulevares

Sobre el final el responsable de Defensa Civil dijo que están finalizando los trabajos de acondicionamiento lumínico de las dársenas en el bulevar Brown, que completa los ya construidos sobre Eva Perón y Pueyrredón a la altura de los barrios ATE y Festram, respectivamente.

Dejar respuesta