Nogoyá.- En una sociedad que recibe cada vez más estímulos audiovisuales y con un acceso cada vez más creciente a la información, la educación se propone nuevos desafíos que buscan  generar conocimientos desde diversos espacios. El aula fue dejando con el tiempo ese título de único lugar para el saber y nuevas propuestas fueron ganando territorio en las escuelas con el objetivo de formar niños, jóvenes y adultos de manera integral.

La semana pasada dos aristas de estos “nuevos” modos de educar estuvieron presentes en la agenda educativa local: Feria de Ciencias y Senado Juvenil. El primero con capacitaciones destinadas a docentes para el desarrollo de proyectos científicos y el segundo con reuniones entre funcionarios, profesores y estudiantes para diagramar la participación de las escuelas secundarias en la elaboración de trabajos del tipo legislativos.

Así y en referencia a la concurrida capacitación desarrollada en las instalaciones de la escuela Carlos María de Alvear, Claudia Barquin, coordinadora del encuentro, informó que este año después de una intensa lucha se logró el reconocimiento para dicha instancia la cual aseguró tendrá encuentros presenciales y online.

“En el mes de agosto va a haber una instancia escolar, en septiembre vamos a estar haciendo las departamentales que este año se van a hacer en Aranguren donde vamos a dar inicio a la nueva escuela de la Hipólito Vieytes que este año se va a una instancia representando a Argentina y que es un orgullo para el departamento Nogoyá. Las provinciales se van a hacer en el mes de octubre y en noviembre las nacionales en Tecnópolis”, adelantó la referente.

En este sentido, el director departamental de escuelas Carlos Sigvardt aseguró que la feria es una modalidad de enseñanza “muy atractiva” debido a que son los chicos quienes  producen el conocimiento, “conocimiento que es aprendido y aprehendido”.  Además aseguró que estas instancias se abordan temas de actualidad que interpelan a los docentes ayudándolos a ver los intereses de sus alumnos.

Por otro lado y en referencia al encuentro mantenido con docentes y representantes del Senado Juvenil, el funcionario indicó que es una instancia más que se abre como todos los años para que los adolescentes puedan expresar sus ideas y explayarse. “Esto es muy bueno porque lo pueden hacer pensando en el bien de todos y argumentar algunas cuestiones que hacen al bien común. Y eso está buenísimo ya que además se alimenta el espíritu democrático”, sostuvo.

Entre otros beneficios de optar por estos modos de enseñanza Sigvardt informó que en caso del Senado Juvenil lo que se produce en las instituciones, aún en caso de que no llegue instancias superiores, se lo hace llegar a los senadores de cada departamento para que tengan en cuenta las problemáticas que existen en el lugar.

Dejar respuesta