Seguridad para el productor y la población

0
2699

La Ingeniera Agrónoma Gabriela Zermatten, de la localidad de Caseros Entre Ríos, en una entrevista con Actividad Productiva cuenta como se aplica una ordenanza que es modelo para la provincia ante los controles agronómicos y de aplicación de agroquímicos.

Caseros (Depto. Uruguay) es pionera en Entre Ríos en implementar un sistema de controles que van desde la autorización de la receta agronómica al control de la aplicación, presencia del asesor técnico y consideración de las condiciones meteorológicas al momento de realizar las aplicaciones con agroquímicos. En diciembre del 2014 generó la ordenanza 193, que regula la utilización y aplicación de Fito sanitarios. Asimismo, el municipio tomó la decisión política de llevar adelante controles y hacer cumplir las leyes existentes, como así también establecer herramientas para controlar y no entorpecer las tareas.

Así los destacaba la Ing. Agr. Gabriela Zermatten que días pasados visitó la localidad de Crespo: “Caseros es una comunidad de 3.500 habitantes que hace 4 años comenzó con la problemática que hoy en día tienen todas las ciudades, maquinas dentro del pueblo, conflictos entre vecinos, quejas, demandas en el municipio y no saber qué hacer, hoy ya estamos más orientados luego de estos 4 años. Tuve la suerte de formarme en la parte de legislación administrativa al lado de un juez que tenía una visión de cuidar mucho el ambiente, de cuidar al vecino, de preocuparse por estos temas”. “Cuando comenzamos en Caseros, realizamos un relevamiento de las actividades productivas del ejido que cuenta con 8 mil hectáreas aproximadamente y en donde se hace mucha agricultura, ganadería y sobre todo es muy fuerte la actividad apícola que existe, entonces se veían todos los conflictos con las granjas y demás. Se comenzó a trabajar en una ordenanza que fue aprobada y promulgada en diciembre del 2014 y de ahí mi función básicamente es lograr que la ordenanza se cumpla realizando todos los controles. Si bien tenemos una legislación provincial que está muy buena y que debería ser aplicada en toda la provincia, nosotros como municipio lo que hicimos es tomar mismas distancias, mismos criterios, pero le sumamos toda la parte de controles que dependen del municipio”.

“Los controles son variados, ya sea de la receta agronómica que tiene que traer el productor o el profesional, controlar las condiciones meteorológicas en el campo cuando se deba realizar la pulverización y es el municipio quien dice sí se aplica o no se aplica o bajo que condiciones. Ir al campo, que las distancias se cumplan que los asesores estén en el campo trabajando con sus máquinas como corresponde, mi función básicamente es esa. Además cuando la época de aplicaciones baja un poquito, llevamos capacitaciones a los aplicadores, profesionales y productores y que hoy en día estamos trabajando no solo con productores agrícolas, sino que también ganaderos, apícolas y porcinos tratando de atender a toda la población, con el objetivo de concientizar para que el productor pueda seguir trabajando y que el pueblo en si se sienta tranquilo sabiendo que cuando hay una aplicación o una máquina en el pueblo desde el municipio estamos sabiendo si la máquina está por una reparación mecánica o si justo pasaba porque los caminos de tierra están intransitables y no quedaba otra alternativa que el paso por el pueblo”, puntualizó.

“Esto en un primer momento costó, porque veníamos de años de nulos controles, entonces exigirle a un productor la receta, ir al campo, controlarlo, a veces los productores no les gusta. Al principio es un trabajo de hormiga, pero se puede, es decisión política, de que el estado esté bien asesorados, porque veo en muchos municipios que hacen ordenanzas que dictaminan cosas pero no tienen un profesional acorde a la tarea y después pasa que la gente que no está capacitado para tal cosa entonces por ahí juegan con eso. Siempre digo, cada municipio así como tiene un contador, un abogado o arquitecto, tiene que tener un ingeniero agrónomo que se encargue del área productiva y que no sea solo gestionar cuestiones que sirvan al municipio junto a los proyectos, sino también trabajar con productores a campo, eso creo que es muy importante y es la forma de que los productores también sientan (más allá del control y la exigencia) el apoyo de que cuando necesiten algo tienen quien se los gestione”, culminó Zermatten.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here