Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en Concordia el 30,5 de los hogares son pobres, lo que representa el 43,6% de las personas. En indigencia se encuentra el 5,9% de los hogares y el 8,7 de las personas.

De acuerdo con los mismos datos, el 16,9% de los hogares y el 24,2 de las personas que habitan el Gran Paraná atraviesan el estado de pobreza, en tanto que el 1,5 y el 2,4, respectivamente, enfrentan la indigencia.

Estos son los valores que alcanzaron la Canasta Básica Total (CBT) y la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que son las herramientas para medir pobreza e indigencia.

El Indec indica que la medición de la pobreza con el método de la “línea de pobreza” (LP) consiste en establecer, a partir de los ingresos de los hogares, si estos tienen capacidad de satisfacer –por medio de la compra de bienes y servicios– un conjunto de necesidades alimentarias y no alimentarias consideradas esenciales. De acuerdo a las mediciones que realizó para diciembre de 2016, a esa fecha una familia tipo necesitaba ingresos por 13.155,83 pesos para superar la línea de pobreza.

 

Por otra parte, el concepto de “línea de indigencia” (LI) procura establecer si los hogares cuentan con ingresos suficientes como para cubrir una canasta de alimentos capaz de satisfacer un umbral mínimo de necesidades energéticas y proteicas. De esta manera, los hogares que no superan ese umbral o línea son considerados indigentes. La línea de indigencia fue fijada en ingresos por 5.458,6 pesos para un grupo compuesto por un matrimonio y dos hijos.

Dejar respuesta