En la mañana de este miércoles 2 de julio en la ciudad de María Grande, Personal de la División Trata de Personas realizó un allanamiento junto al personal policial de María Grande, en relación a una causa de violencia de género; donde por orden judicial llevaron adelante la requisa de una vivienda ubicada en el acceso a la ciudad, donde secuestraron un teléfono celular, un CPU, dos notebook, CD, diferentes soportes informáticos de almacenamientos, además de una pistola, una carabina, dos fusiles de caza, más de doscientos cartuchos de diferentes calibres y partes de armas de fuego.

Se informó desde la policía que todas las armas y cartucherías fueron secuestradas por no tener documentación. En el procedimiento se identificó al propietario de la vivienda, un joven de 30 años, quien quedo supeditado a la causa.

Dejar respuesta