El economista Matías Tombolini criticó hoy el régimen de transparencia de precios al señalar que no es “a favor de la gente” y remarcó que “es una muestra más de que al Gobierno le sobra Excel y le falta calle”.

“Los precios que nosotros veíamos en vidriera en muchos casos reflejaban el esfuerzo de las cadenas de electrodomésticos y los comercios por sostener una venta alicaída. Parte del costo de financiación lo estaban asumiendo ellos. Pero cuando te obligan a diferenciar el precio de contado del precio en cuotas, lo que se hizo fue bajar muy poquito el precio de contado y trasladar todo el costo de la financiación al cliente para tratar de recomponer los márgenes de ganancias”, explicó

“Ahora sí, los costos se trasladaron al precio y por lo tanto a los consumidores”, agregó en diálogo con radio La Red. En esta línea, el economista sostuvo que “no está mal pagar por el costo del financiamiento”, pero sí criticó lo que pasa en la realidad.

“Los comercios absorbían una parte del costo del financiamiento y la otra estaba incorporada en el precio. Por ejemplo, antes lo que valía $ 100 tenía $ 15 de financiamiento que estaba en el precio y $ 15 que absorbía el comerciante. Lo razonable hubiese sido que lo de $ 100 baje a $ 85 de contado y suba a $ 115 en cuotas. Pero lo que pasó es que de $ 100 bajo $ 5 pesos y subió $ 20”, apuntó.

“El consumo estaba por empezar a repuntar y se toma esta medida. El Gobierno ha cometido un error pecando de una idea que suena muy bien, pero que en la implementación no es a favor de la gente”, concluyó.

Dejar respuesta