Nogoyá.- En principio fueron 8 las personas que vencieron sus miedos y se acercaron a la justicia a declarar como supuestas víctimas del accionar del abogado Gustavo Rivas, acusado de corrupción de menores y facilitación a la prostitución. Son más de 100 las declaraciones que ha tomado la fiscal del caso en Gualeguaychú, Martina Cedrés.

Pero el 30 de marzo se sumó una nueva declaración por parte de una persona que se presentó espontáneamente en Nogoyá, como supuesta víctima de Rivas, frente al fiscal Federico Uriburu, el mismo que llevó a la Justicia al cura abusador Juan Diego Escobar Gaviria y el que actúa en el caso de las Carmelitas Descalzas.

Uriburu prefirió no brindar detalles sobre lo realizado y no dejó trascender información sobre lo declarado, pero explicó que fue exclusiva decisión de la supuesta víctima concurrir a Nogoyá, porque “no quería viajar a Gualeguaychú”.

“Es un exalumno de Rivas”, indicó Uriburu y agregó que el hombre estuvo “8 meses analizando si denunciaba o no, hasta que tomó la decisión y se vino para acá”. El Fiscal confesó que nunca leyó completamente la denuncia periodística de Análisis Digital, por lo cual no sabe si este noveno declarante es una de las víctimas que aportó a la investigación del periodista Daniel Enz. “Llega a mí porque había escuchado mi nombre en causas de abuso”, agregó Uriburu.

A principios de año se estimó que marzo iba a ser el mes clave para finalizar la etapa investigativa, pero hasta el momento el médico psiquiatra Simón Gighlione y la psicóloga Andrea Escurra no han entregado el informe de las pericias practicadas a Rivas en octubre y esto podría originar que la Fiscalía solicite nuevas medidas al Juzgado de Garantías. Ahora, con la aparición de esta nueva supuesta víctima, se retrasará aún más la elevación de la causa a juicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here