El diputado nacional por Cambiemos, Marcelo Sorgente, presentó un proyecto de ley para regular las “saladas” que proliferan ilegalmente en el país y que pueden esconder trabajo esclavo, talleres clandestinos, trata de personas y hasta narcotráfico. “El objetivo es reglamentar los complejos comerciales no convencionales, ferias y mercados, que se calculan ya son más de 570 en todo el país, entendiendo la demanda social que conlleva a la expansión de este tipo de mercados informales, pero concibiendo a su vez las problemáticas derivadas por la falta de regulación de esta actividad” sostuvo el legislador de Cambiemos, que además apuntó a “garantizar el derecho de los trabajadores, que la mayoría de las veces son explotados por mafias organizadas”.

La venta ilegal en Argentina moviliza más de 65.000 millones de pesos por año, que se traduce en menos ingresos tributarios destinados al servicio público. Es decir que la proliferación no solo destruye al comercio -ante la competencia desleal- sino también al país, desalentando la inversión en obra pública, la industria, los emprendedores, la radicación de empresas, la propiedad intelectual, el diseño y desarrollo de marcas y productos nuevos.

Pero además, se advierte que este tipo de ferias puede encubrir un negocio millonario, diseñado por mafias organizadas, que desarrollan un sistema de trabajo esclavo e informal, trata de personas en talleres clandestinos -en especial de inmigrantes carentes de documentación que les impide ingresar en la formalidad laboral-, contrabando, robo y piratería de mercadería, inseguridad, narcotráfico, competencia desleal y corrupción.

Cabe recordar que el año pasado murieron dos chicos cuando se incendiaron talleres clamdestinos, “Combatir la venta ilegal es una decisión netamente política. Horacio Rodríguez Larreta lo hizo en la Ciudad de Buenos Aires con coraje y gran éxito y estamos convencidos de que se puede hacer en todo el país, porque la gente se merece vivir mejor y no podemos condenar a los más necesitados a trabajar de manera ilegal. Muchos se están volviendo millonarios falsificando mercadería y contratan trabajadores solo por un plato de comida”, dijo Sorgente y resaltó que el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, tiene como principales metas generar empleo genuino y erradicar la pobreza.

El diputado, referente de las pymes en el bloque, se refirió a La Salada como “el complejo ilegal más grande del mundo, que durante los últimos años creció como un modelo de franquicia en el interior del país a costa de la corrupción, y el gobierno que se fue lo quiso llevar como modelo a África y hasta los puso de candidatos en las últimas elecciones”.

El proyecto de ley cuenta el apoyo de la Asociación Antipiratería Argentina para regular a las ferias con formato de saladitas. “No votar esta ley es votar el trabajo esclavo, los talleres clandestinos, la inseguridad, la trata de personas y el narcotráfico”, dijo el autor de la iniciativa.

La ilegalidad de estos complejos es inadmisible. La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) en mayo de 2014 inspeccionó el sector denominado “Punta Mogote” en Lomas de Zamora, donde se registró 85% de irregularidades con el fisco bonaerense. “Pero además se necesitan operativos para luchar contra el trabajo en negro y la explotación laboral”, señaló Sorgente.

En el país se estima que funcionan unas 570 ferias en formato “saladitas”. Es por ello que se ordena como requisito obligatorio contar con un registro de los locatarios y del personal, como medida para combatir el empleo no registrado y el trabajo esclavo, además de demostrar la procedencia de la mercadería.

“Entendiendo que la evasión fiscal, la venta ilegal, el trabajo en negro y la esclavitud laboral en nuestro país han crecido al amparo de la falta de controles y vacíos legales, cuando no de la complicidad de las autoridades, es que espero me acompañen en este proyecto diferentes fuerzas políticas”, expresó el diputado.

Dejar respuesta