El gobernador Gustavo Bordet, a través del decreto 4.315 de 2016, resolvió fomentar y declarar de interés provincial la instalación y uso de pequeñas generaciones de energía eléctrica a partir de fuentes renovables y sustentables, como la eólica, solar, gases de vertedero e hidráulica, entre otras, en el marco de la reglamentación nacional.

“El desafío a futuro es encontrar fuentes alternativas energéticas para hacerlas compatibles con nuestros recursos naturales”, manifestó el primer mandatario provincial.

Es propósito del Poder Ejecutivo entrerriano fomentar la instalación y uso de fuentes renovables de energía, dado los beneficios, económicos, sociales y ambientales que conlleva. “Entendemos que el agua, aire y la luz solar son indispensables en las nuevas formas de generar energía y esto requiere de estímulos para quienes utilizan este tipo de energías”, agregó Bordet.

La provincia se sumó con acciones concretas a la celebración del Día Mundial del Ambiente; bajo la premisa del Decreto dictado por Bordet, Enersa inauguró dos paneles fotovoltaicos y suscribió convenios con la Secretaría de Energía, la Secretaría de Ambiente, el Conicet y la Facultad Regional Concepción del Uruguay de la Universidad Tecnológica Nacional. Estos convenios buscan fortalecer el desarrollo de energías renovables así como el uso eficiente de la energía.

El presidente de Enersa, Jorge González expresó que “hoy entidades gubernamentales, académicas, ambientales, productivas y legislativas reunidas en pos de trabajar juntos en materia de energías limpias. Hoy también, nuestra Distribuidora Estatal comienza a generar energía solar y a inyectarla a la red a través de dos paneles fotovoltaicos, lo que nos pone a la vanguardia en esta acción y nos obliga como empresa de servicios públicos a facilitarles a nuestros usuarios todas las herramientas disponibles para que puedan acceder a esta energía limpia”.

Los dos paneles fotovoltaicos que se inauguraron, fueron adquiridos por Enersa e instalados en sus almacenes de Bulevar Racedo 500, en la ciudad de Paraná: uno de 5,5 kw y otro de 12,5 kw de potencia. Estos paneles producirán energía eléctrica a partir de la luz solar, y el excedente de la energía generada será inyectado a la red de distribución.

Dejar respuesta