El secretario general Sergio Palazzo al término de la reunión paritaria tildó de "caraduras" a los empresarios del sector

La paritaria de este jueves terminó en un nuevo fracaso y en palabras del secretario adjunto de la Seccional Paraná de la Asociación Bancaria, Augusto Gervasoni, lo que se vivió en la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación fue “una provocación”.

“Fueron a provocar y a generar un retroceso en la discusión, siendo que hemos demostrado voluntad de dialogo durante casi un mes sin hacer medidas de fuerza”, cuestionó el dirigente. “No vamos a aflojar”, retrucó.

En la mesa de negociación, los dueños de los bancos ofertaron hoy nuevamente un 15 por ciento de aumento anual y le sumaron un tramo más al pago, llevando a cuatro las cuotas del incremento. A su vez, los empresarios plantearon disminuir en un “50 por ciento” el bono que el sector recibe por el día del bancario en noviembre y “eliminar” un concepto que vienen percibiendo desde hace años en forma remunerativa y que representa “un derecho adquirido”.

En consecuencia, “vamos a realizar una serie de medidas de fuerza, asambleas y retención de servicios en forma sorpresiva en todos los bancos la semana que viene”, anticipó Gervasoni, y pidió “a toda la sociedad que sepa entender la situación de los trabajadores bancarios” en un contexto de “rentabilidad extraordinaria” para el sector financiero.

“Durante más de tres meses nos vinieron desgastando, pero con la unidad de los trabajadores les decimos que no nos van a doblegar. Les vamos a demostrar a la patronal que el salario no será variable de ajuste”, acentuó el bancario y criticó fuertemente que el Ministerio de Trabajo actúe en consonancia con el sector empresarial.

“Nos quieren bajar el salario de los trabajadores, ésa es la barbaridad de esta paritaria que nos quiere hacer pagar el ajuste a los trabajadores como históricamente hicieron los gobiernos de estas características”, se despachó por último en declaraciones a APFDigital

Dejar respuesta