El Centro de Acopiadores de Granos de Entre Ríos -CAGER- tomó la iniciativa de convocar a la Facultad de Ciencias Agropecuarias -FCA- perteneciente a la Universidad Nacional de Entre Ríos -UNER- entendiendo que será el primer paso de un camino a transitar. El recorrido tiene como destino la retroalimentación entre el sector productivo y el sector académico provincial en lo que respecta a prácticas del agro.

Entendiendo a la universidad como uno de los espacios de mayor prestigio referidos a la enseñanza, investigación, difusión y actualización permanente de saberes es que se inició el contacto para encaminarse hacia una retroalimentación que suponga resultados de mutuo beneficio.

La propuesta inicial fue simple, se invitó a la Facultad de Ciencias Agropecuarias a la sede de CAGER para compartir una mesa donde las partes pudieran expresarse y escucharse. La recepción de la academia fue inmediata. El pasado viernes 24 de febrero un grupo de productores agropecuarios y un cuantioso número de representantes de la FCA se dieron cita para “charlar”. El sector productivo entrerriano aportó saberes prácticos, expresó necesidades de formación, preocupaciones comunes y se ofreció como colaborador activo con la Facultad, no solo ofreciendo las instalaciones para pasantías sino también como canal de difusión de las actividades universitarias -por muchos de los presentes desconocidas-. Por su parte los representantes de la FCA, comentaron capacitaciones que ya están previstas y que son coincidentes con varias de las demandas de la producción tales como manejo de agroquímicos, planificación periurbana, comercialización y mercado, entre otras.

Ambos sectores, el académico y el productivo, coincidieron en que la sustentabilidad (tanto ambiental, como social y económica) en las prácticas no puede ser una opción y se mostraron firmes en trabajar en este aspecto. Asimismo hubo acuerdo en que la devolución que harán los alumnos que trabajen en pasantías servirán como fuente de diagnóstico y permanente mejora y, se reconoció que hay un sector de empleados agropecuarios que necesitan capacitación más flexibles, accesibles, concretas y breves para ayudar al mejoramiento de las prácticas productivas en Entre Ríos.

Culminando el encuentro la sensación fue de haber avanzado en pos de un aporte valioso para la provincia, cada sector desde el lugar que le corresponde y juntos a la vez. Algo que antes no se había realizado.

Dejar respuesta