La abogada Adriana Estefanía Cáceres, fue imputada “como partícipe necesario” del robo gestado el 2 de septiembre de 2015 a la Escribanía Canga-Gassmann, al haber brindado detalles del lugar donde se encontraba resguardada una cuantiosa cifra de dinero.

La crespense de 29 años, que fuera detenida en el 2016 en el Barrio Aatra de la ciudad de Parna; y que en un principio en el marco de la causa cumpliera prisión domiciliaria en la casa de sus padres; medida que le fuera revocada, evitó ir a juicio aceptando la probation por tres años.

Actualmente la abogada se encuentra trabajando en un estudio jurídico de la ciudad de Santa Fe.

Dejar respuesta