“El Chavo del 8” es una de las series más exitosas de todos los tiempos. En la Vecindad, ocurrían historias insólitas y muy graciosas que hicieron, hacen y harán reír a millones de personas durante gran parte de sus vidas.

Allí, donde vivían Quico, Doña Florida, La Bruja del 71, Don Ramón, La Chilindrina, pasó de todo, pero con respeto y dejando una sabiduría muy inocente para todos los niños de todo el mundo.

El tiempo pasó pero varios fanáticos guardan dudas sobre el origen del niño pobre que se resguardaba en el barril. Porque claro, no vivía dentro del mismo, dormía en el departamento 8. Roberto Gómez Bolaños, el creador e intérprete de El Chavo, escribió un libro en 1995 donde contó todo eso que queremos saber.

“El diario de El Chavo” revela los secretos más profundos, como su verdadero nombre: Rodolfo Pietro Filiberto Raffaelo Guglielmi. En el mismo cuenta que no tuvo relación con su padre, pero sí con su madre, que lo dejaba en una guardería mientras trabajaba. Un día no volvió a buscarlo y fue derivado a un orfanato, del cual se escapó años después.

Su vida cambió rotundamente cuando una anciana lo llevó a la vecindad, donde había otros niños. Allí vivió muchas aventuras con sus amiguitos pero nunca dejó de ser pobre.

Dejar respuesta