El Gobierno entrerriano decidió que los aviones hidrante y para monitoreo se asienten en Victoria, como así también el personal del Plan de Manejo del Fuego y de la Brigada Forestal de la Policía. Durante la tarde del sábado 8 y la mañana del domingo 9 de septiembre, una dotación del cuartel de Bomberos Voluntarios de Victoria, fueron asignados para realizar el abastecimiento del avión hidrante que se encuentra combatiendo los incendios forestales que afectan las islas.

Debido a la bajante del río Paraná en partes de las islas quedó expuesto combustible seco, que generó mayor riego de incendio. Ante esta situación, desde hace 10 días el Plan Provincial de Manejo del Fuego, que depende de la Secretaría de Ambiente, viene realizando vuelos de patrullaje para monitorear la zona y solicitó al Servicio Nacional de Manejo del Fuego desplegar el avión hidrante y asentarlo en Victoria.

“El patrullaje aéreo permitió constatar que muchos de los incendios fueron ocasionados de manera intencional y sin la autorización del organismo entrerriano por lo que se procedió a labrar actas de infracción y posterior aplicación de multas económicas que en la actualidad llegan a los 300.000 pesos”, explicó el secretario de Ambiente, Martín Barbieri. Según establece la Ley 9868, que pauta acciones y normas para el manejo y prevención del fuego en áreas rurales y forestales de la provincia, hay que solicitar autorización para realizar cualquier tipo de quema. Sin dicho permiso se inicia un proceso administrativo que deriva en la aplicación de multas.

Como refuerzo, “en las últimas horas decidimos trasladar a Victoria a los técnicos del Plan, que son brigadistas forestales, para que puedan actuar con mayor inmediatez y se gestionó el traslado de los 20 brigadistas de la Brigada Forestal, que depende de la Policía de Entre Ríos, para que también se asienten en Victoria”, indicó el funcionario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here