Alrededor de las 23:00 de este viernes 14 de julio, sobre calle San Martín y en cercanías a Plaza Sarmiento, se procedió al secuestro de un casco de motocicleta de color negro, que había sido denunciado por un joven de nuestra ciudad, como sustraído en el mes de junio.

Además de coincidir las características particulares, el damnificado lo reconoció como suyo, avisando prontamente al personal policial. Se aguardó a la llegada del tenedor, quien finalmente fue interceptado, tratándose de otro joven de 25 años, quien manifestó que al casco se lo había comprado a a otra persona por $400 –quien por los datos brindados, es conocido dentro del ambiente policial-.

En ese contexto, desde la fuerza de seguridad se recomendó ser cautos al momento de adquirir elementos de dudosa procedencia, como para evitar inconvenientes judiciales y principalmente ante la posibilidad de perder el elemento comprado.

Por disposición del Fiscal Wasinger, se entregó el casco secuestrado a su propietario.

Dejar respuesta