Lib. San Martín- El M.M.O Ariel Reichel, responsable de Obras Públicas de la Municipalidad, detalló las tareas que se ejecutaron hasta el día de la fecha y adelantó cuáles serán las obras que restarían para el año entrante en relación a la reconstrucción del edificio municipal.

“Está quedando como esperábamos, pero todavía falta mucho por delante. Estamos trabajando en una segunda etapa, que si bien es un poco menor que lo que ya realizamos, no es menos importante. Tiene que ver con la unión del edificio más viejo con el más nuevo, que ya está hecho”, dijo.

En relación a las tareas que continuarán realizando estas semanas y las obras previstas para 2018, el profesional explicó que: “Esa unión, si la comunidad recuerda, tenía un techo de chapa, y ahora se hará una losa de acceso para darle los mismos tratamientos de texturado exterior y que todo mantenga una misma estética. Antes había ladrillos a la vista por un lado y pintura por otro, pero ahora el texturado se unificará por una cuestión de fachada. Sumado a eso se están haciendo otros arreglos interiores de mampostería en general. Se tumbarán algunas paredes, abran algunos huecos que se abrirán y otros que se cerrarán, teniendo en cuenta la nueva distribución de oficinas que se proyectó y que se está ejecutando”.

“Quedará para el comienzo del 2018 otra parte más de una licitación, donde se preverán las instalaciones de agua y cloacas, que serán totalmente nuevas. Los baños también serán remodelados de forma completa. Además empezaremos a colocar durlock, carpeta, piso y demás. Se está preparando el pliego para que en la primera quincena de enero podamos llamar a licitación por esas obras”, añadió Reichel.

Sin fecha

El responsable de Obras Públicas, de todas formas, afirmó que todavía no existe una fecha concreta para mudar nuevamente la administración municipal al edificio: “No hay fecha exacta de finalización, ya que esto no depende exclusivamente del dinero, sino que también hay que considerar la presentación de las empresas a las licitaciones. Por ahora venimos trabajando bien con la firma que está llevando a cabo las tareas. Se previeron en la parte nueva la ubicación de un ascensor, y esa licitación también empieza en la primera semana de enero. Será de gran utilidad para que los vecinos puedan acceder a la planta alta y al tercer piso que está proyectado”.

Finalmente, aclaró que en el exterior todavía quedan detalles estéticos que están siendo definidos: “En la parte externa se va a seguir trabajando en los detalles que faltan. Por ejemplo, todavía restan los canteros sobre calle Buenos Aires, que debemos revocar y darle el mismo tratamiento de texturado que tiene el Edificio Municipal. Son tareas menores que quedaron pendientes porque en ese espacio estaban los andamios que usaban los obreros. Después faltan los carteles, escudos, portabanderas, y otros elementos que estamos definiendo”.

Dejar respuesta