Una evaluación de los parámetros generales de la calidad de agua del Delta del Río Paraná se realiza a través del estudio en 20 sitios representativos del territorio entrerriano.

Para lograrlo, desde 2014, son efectuadas periódicamente campañas de muestreos en forma estacional en distintas unidades de paisaje del gran humedal. El análisis releva la variación estacional de parámetros generales de calidad de agua y nutrientes en aguas superficiales del Delta Entrerriano y afluentes que recorren en sentido Norte-Sur la Provincia de Entre Ríos: Río Gualeguay, Arroyos Nogoyá y El Clé.

En cada sitio se miden parámetros in-situ y se extraen muestras para análisis en laboratorio, las que permitirán medir tópicosfisicoquímicos de calidad de agua y nutrientes. Los resultados preliminares permiten observar una gran homogeneidad en la composición de las aguas del macro humedal NE-SO, que se diferencian de la composición de los tributarios que recorren zonas productivas de la provincia.

También son diferentes de sitios cercanos a urbanización, donde
tanto la carga de nutrientes como los parámetros de calidad registran un orden de 5 a 10 veces superior a las aguas del propio delta. Además destacan variaciones en el tiempo asociadas a los pulsos de inundaciones característicos del macrosistema.

El conocimiento sobre estos aspectos es de especial interés ya que el sistema ecológico Delta del Paraná convive con actividades humanas como la ganadería, la agricultura, la industria, la creación de terraplenes, canales y la propia urbanización que, entre otras cosas, podrían alterar las innumerables funciones de regulación.

En tanto, el estudio de parámetros generales de Calidad de Agua del Delta del Paraná es realizado en conjunto por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Centro de Investigaciones del Medio Ambiente (CIMA), del Departamento de Química de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP.

En el medio surgió el Proyecto de Investigación Científica y Tecnológica (PICT) financiado por el Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica del Miniserio de Ciencia y Tecnología (MINCyT): “Flujo de nutrientes, distribución de contaminantes, impactos ambientales de actividades productivas y alternativas de mitigación en el sistema de humedales del Delta del Paraná (Delta Entrerriano)”.

Los sitios de estudio están ubicados en los departamentos de Diamante, Victoria, Gualeguay, Islas del Ibicuy y Gualeguaychú. Para efectuar el muestreo, los investigadores se movilizan en la lancha de la Estación Experimental de Paraná-INTA o por tierra, en vehículos de las distintas agencias de INTA cuando las condiciones climáticas impiden la salida por agua.

La información obtenida se analiza e interpreta con herramientas estadísticas y relacionan con parámetros meteorológicos e hidrológicos relevantes, que determinan así la calidad del agua del Delta Entrerriano.

“Esta información que se está relevando nos permite tanto entender el impacto que puede generar el desarrollo productivo de la región sobre la sustentabilidad ambiental del delta, como identificar líneas de acción para preservarlo, teniendo en cuenta que es un sistema delicado y de suma importancia ambiental”, manifestó el INTA.

Dejar respuesta