Aranguren- Se produjo un intento de robo en esta ciudad, en la zona oeste, sobre calle Rivadavia, en un extraño hecho del que se tienen pocos datos hasta el momento, el lunes 12 de febrero alrededor de las 19.00.

Se supo que un malviviente ingresó a una vivienda que presumía estaba sin moradores, pero para su sorpresa se encontró allí con dos menores -una nena de 10 años y un nene 1 año de edad- quienes quedaron estupefactos por la presencia de este desconocido, que en un acto de cobardía -según informó la Policía que relató la nena- le dio una cachetada para amedrentarla y que no emita sonido que pudiera delatar su presencia.

El ladrón revolvió algunos cajones de un mueble, presuntamente en busca de dinero y otros elementos de valor, pero se fue rápidamente del lugar, sin llevarse nada.

Desde la comisaría confirmaron a Paralelo 32 que la mujer se ausentó durante un lapso de aproximadamente treinta minutos, en los que fue hasta el lugar de trabajo de su pareja, a buscar una moto. Cuando regresó, notó que cajones habían sido revueltos y entonces la niña le contó lo que había pasado. Tomó intervención Criminalística para tomar huellas en el lugar. Continúa la investigación.

 

(Nota completa en la edición del sábado 17 de febrero de Paralelo 32)

Dejar respuesta