KODAK Digital Still Camera

Crespo.- El bloque oficialista de concejales de “Crespo Nos Une” presentó un proyecto de ordenanza para regular el funcionamiento de carribares, puestos de comida al paso y otros “negocios permanentes o semipermanentes, móviles o transportables”, que ocupen espacios públicos. Entre otras cosas, se establece un permiso por persona y prohibir la instalación de carribares a menos de cien metros de comercios ya existentes que comercialicen los mismos productos. La iniciativa fue presentada en la última sesión del HCD, realizada el martes 24 de abril, y pasó a estudio en comisión.

Disposiciones generales

El proyecto incluye las siguientes disposiciones:

  • Clasifica los carribares en: 1º) fijos, sin remoción de la parada, por un período de tiempo para el permiso de funcionamiento, con abono de derecho de espacio público de 600 pesos por mes; 2º) para un evento determinado, con lugar y horarios determinados de funcionamiento, hasta terminar el evento, con pago de 250 pesos por día;
  • El permiso es personal, intransferible, por un año de plazo, renovable a su vencimiento;
  • Nadie podrá ser titular de más de un permiso de uso; ni se podrá vender, prestar, alquilar o transferir un permiso otorgado;
  • Para la habilitación, el interesado debe presentar, entre otros requisitos, seguro de responsabilidad civil, identificación de la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad del Automotor; certificado profesional emitido por licenciado en Seguridad e Higiene que certifique las instalaciones de gas y electricidad y otras condiciones generales de seguridad;
  • No se permitirá la instalación de carribares a menos de cien metros de comercios preexistentes en el mismo rubro; tampoco frente a accesos de reparticiones públicas, bancos, escuelas, hospitales, templos, salas de espectáculos, centros culturales, etc;
  • La dimensión no puede superar los 11 metros de largo, 3,5 de alto y 2,5 de ancho;
  • Deben estar forrados en acero inoxidable o formica en las partes en contacto con alimentos;
  • Todos los utensilios y enseres que se provean al público deberán ser descartables;
  • Sólo se permitirá comercializar: emparedados con rellenos a base cárnica; papas fritas; productos alimenticios envasados en origen; otros productos que la Municipalidad determine; bebidas en envase original y queda prohibido su fraccionamiento;
  • El permisionario será responsable de la limpieza y el orden del sector adjudicado;
  • Queda prohibido difundir música con parlantes a más de 30 decibeles o producir alteraciones con iluminación auxiliar que pueda afectar a los vecinos;
  • Si no se posee o se muestra a la autoridad el permiso correspondiente se procederá al inmediato retiro del carro;
  • Entre otras causas de caducidad de la habilitación, y posibles multas adicionales, se establecen: reiterado o grave incumplimiento de normas higiénicas y sanitarias; falta de pago de canon; seguro vencido; expendio de productos no contemplados en el rubro;
  • Los carribares existentes a la entrada en vigencia de la ordenanza, tendrán 30 días para adecuarse.

Regular el espacio público

En los considerandos de la iniciativa se destaca que se tomó como modelo la ordenanza Nº12.085 que rige en la ciudad de Santa Fe. Se permitirá el desarrollo de la actividad comercial de carribares fijándose espacios de uso público, “siempre que no entorpezcan el normal desarrollo de la comunidad aledaña ni afecte a propietarios de comercios lindantes que incursionen en un rubro similar”.

En diálogo con Paralelo 32, la concejal Cintia Marrón explicó las razones para impulsar la iniciativa: “No había una ordenanza específica sobre carribares; con esta ordenanza el fin es que sean una salida laboral pero que no se lucre con ellos. Por eso, dejamos detallado que, por ejemplo, no podrán tener carribar comerciantes que ya tengan un comedor; también planteamos que el permiso sea para un sólo titular; no se permitirá tener dos o tres carribares a nombre de una misma persona, tampoco alquilarlos”.

También aclaró que los propietarios van a tener que pagar el espacio público que ocupen e inscribirse en la Tasa de Higiene. “No se les va a cobrar la luz cuando se conecten a la red pública de alumbrado, porque es difícil establecer el consumo; pero se les va a cobrar un monto por el lugar que van a ocupar, lo que servirá como compensación por el gasto de luz”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here