Que la luz ambiente tus fiestas de fin de año

0
575

Por Pedro Gomaris (*)

En la Argentina, quienes tienen espacio, prefieren pasar las cenas de Navidad y Fin de Año en los jardines, patios o galerías. Es que el clima nos invita a disfrutar de las estrellas, pero éstas no son las únicas que nos iluminan durante la noche. Por eso, para que todos los detalles sean tenidos en cuenta, aquí les dejamos algunos consejos para poder disfrutar de toda la celebración.
Sobre la mesa: sabemos que para las fiestas nos gustan las velas como parte de la ambientación a la hora de comer, pero para el momento de degustar los platos es bueno tener una luz clara que permita ver bien qué estamos comiendo, por eso se recomienda tener una buena lámpara sobre la mesa. Si la mesa se va a mover de lugar, buscar el sitio con mayor iluminación, tratando de que ningún comensal sufra el comer con sombra sobre el plato.

Por supuesto, están las soluciones más sencillas de instalar un reflector en un lugar estratégico estirando un cable que lo alimente con electricidad, que por lo general favorece a unos y proyecta sombras para otros. Lo que aquí sugiere el autor de la nota es trabajar un poco más para una fecha tan especial y así como le dedicamos más tiempo al menú, dedicárselo también a una mejor ambientación.

Para el jardín o patio: en los jardines abundan las guirnaldas de colores iluminadas y también las tiras de LED. Esto se puede acentuar con distintas lámparas colocadas en el piso que den mayores o menores sensaciones de profundidad. Hay que tener en cuenta que queremos iluminar lo bello del jardín y quizá dejar en penumbra ese rincón que todavía no está listo para lucirse.

Para la sobremesa: antes de sentarse a la mesa y después, se puede armar un living bajo una galería, un gazebo o un rincón tranquilo del jardín. Para iluminarlo se pueden colocar lámparas de pie que repliquen la idea de trasladar los climas internos a los exteriores. También, si hubiera una mesa baja, sobre ésta colocar velas alusivas a las fiestas que siempre aportan calidez. El living admite toda clase de asientos y reposeras, pero si está ambientado es mejor.

Faroles: para los exteriores los faroles son un must have (debe tener).  Además de iluminar, aportan diseño y definen el estilo del afuera. Para salir de los clásicos con estructura de hierro, se puede optar también por apliques de líneas más geométricas y modernas. Quienes se animen, también quedan muy bien lámparas de pie ubicadas sobre el piso.

 

(*) Creador de Cruz Naranja, www.cruznaranja.com.ar

Nota: Paralelo 32 incorporó comentarios al texto original, adaptados a costumbres corrientes.

Dejar respuesta