Tim Cook, el CEO de Apple, sostuvo que las compañías tecnológicas deben “crear herramientas para disminuir el volumen de las noticias falsas, y realizar campañas masivas que apunten a todas las edades”.

Si bien muchas noticias aparecieron en sitios web dedicados a publicar “noticias” sin chequear, hace pocas semanas la vocera no oficial de Donald Trump, Kellyanne Conway, se refirió a la “masacre de Bowling Green”, al intentar defender la prohibición de que ingresen a los Estados Unidos ciudadanos de siete distintos países de Asia y África con mayoría poblacional musulmana. En el hecho, según ella, habrían participado dos iraquíes. Dicha masacre, sin embargo, jamás ocurrió. Y, sin embargo, 23% de los encuestados por Public Policy Polling creen que la (inexistente) masacre es motivo suficiente para justificar la decisión de Trump.

Este tipo de noticias, según la entrevista publicada por el Daily Telegraph, “está asesinando a los cerebros de la gente”. Es difícil diferenciar lo que es real de lo falso en Internet hoy, redes sociales mediante. “Estamos transitando un periodo en que lamentablemente los que están ganando son aquellos que buscan conseguir la mayor cantidad de clics sin que les importe la veracidad de lo que publican”, indicó Cook.

De hecho, Facebook ya comenzó a utilizar herramientas para filtrar las noticias falsas en Alemania, con la ayuda de reconocidos proyectos dedicados al chequeo de hechos en las noticias. Pero Cook pide un esfuerzo mayor. “La mayoría de nosotros todavía estamos en la categoría de los que se quejan y aún no hemos descubierto que debemos hacer”, comentó el CEO de la empresa ubicada en Cupertino. “Necesitamos una versión moderna de una campaña de bien público. Puede hacerse rápidamente si hay voluntad.”

Dejar respuesta