Sarahah significa, en una traducción flexible del árabe, honestidad y la aplicación se hizo famosa en todo el mundo por este motivo. ¿Para qué sirve? Los usuarios se crean perfiles y esperan a que otros, de manera anónima, le dejen mensajes. Lo curioso es que la conversación no puede continuarse.

La descripción en la tienda de Apple dice que Sarahah “te ayuda a descubrir tus fortalezas y áreas en las que debes mejorar al recibir de forma privada comentarios honestos de tus trabajadores y amigos”. La premisa básica es que la gente es más dada a compartir críticas o comentarios sinceros sobre alguien si lo puede hacer de forma anónima.

Pero su fundador rápidamente se dio cuenta que no solo los empleados querían dejarle mensajes anónimos a sus jefes, sino también que estaban interesados en que amigos, familiares y conocidos pudieran dejárselos a ellos para saber qué piensan, de manera anónima, sin que haya consecuencias.

“Desde el inicio fui optimista, pero me puse como primer objetivo conseguir 1.000 mensajes. Ahora ya tenemos más de 300 millones de mensajes”, le dijo Zain al-Abidin Tawfiq a la BBC.

La aplicación hizo su debut en la App Store el 13 de junio, y el 8 de julio ya había ingresado a la lista de las 1.500 más populares. A los cuatro días llegó a la posición 104 y a mediados de julio llegó a la cima, donde se ha mantenido desde entonces.

A través de la app se le puede dejar cualquier tipo de mensaje a cualquier usuario. El link del perfil se obtendrá después que el usuario se registre, pudiéndose compartir con quien se desee.

El portal tardó algunos meses en ganar fuerza, pero gracias a la promoción de amigos “influenciadores”, para 2017 ya era conocida en el mundo árabe. El diseño de la aplicación hizo a Sarahah mucho más popular en países como Canadá y Australia, pero lo que Tawfiq nunca se imaginó es que los jóvenes y su obsesión con las redes sociales la iban a hacer viral.

Desde el mes pasado, miles empezaron a publicar en su perfiles de Instagram enlaces a Sarahah pidiendo comentarios anónimos. Si bien la app tenía ya un éxito interesante, el verdadero motivo por el cual “explotó” es que Snapchat comenzó a permitir se compartan enlaces. Como Sarahah comparte el rango de edad de usuarios con Snapchat, poco a poco se empezó a viralizar la nueva red social anónima.

Zain al-Abidin Tawfiq, que tiene 29 años, le dijo a al BBC que tienen medidas anti acoso para que los usuarios no puedan realizar bullying, pero no quiso revelar cuáles son esas medidas.

“El mal uso es un reto para todas las redes sociales”, afirmó. “En Sarahah creemos que un solo caso es demasiado”, agregó según informa el medio británico.

La inesperada demanda ha resultado, como era de esperarse, en problemas técnicos. La aplicación tiene una calificación de apenas dos estrellas de cinco en la App Store, y la mayoría de los usuarios se queja del tiempo excesivo que toma en cargarse o en realizar cualquier función.

Tawfiq dijo al sitio Mashable que planea dejar su empleo en una empresa petrolera para dedicarse de tiempo completo a Sarahah, y sus exigencias técnicas.

Dejar respuesta