Ramírez- Continúa desarrollándose la primera etapa del Plan Nacional Hábitat en barrios Tanque y Malvinas Argentinas. Actualmente se están realizando las “obras subterráneas”, específicamente la extensión de la red de cloacas y agua potable.

Tras la colocación de más de 1.000 metros de caños de red troncal de cloacas en calles Mitre e Islas Malvinas, se conectarán aproximadamente 100 viviendas al servicio, eliminando igual cantidad de “pozos negros”. También está previsto renovar una cantidad similar de conexiones existentes, reemplazando tubos de cemento por PVC.

Además, se siguen realizando trabajos en la red de agua potable. Ya se colocaron 400 metros de caños troncales en calle Colón y ahora se avanza en Ituzaingó, Ferreyra e Yrigoyen. Este trabajo irá acompañado de la renovación de 155 conexiones domiciliarias, mejorando la presión de agua y – sobre todo– la calidad de vida de los vecinos, ya que se eliminará una considerable cantidad de caños de hierro galvanizados.

Una obra que avanza

En relación al avance de las obras, el presidente Municipal Gustavo Vergara sostuvo que “en esta etapa estamos haciendo un trabajo profundo y estructural. Una vez que se tapen las excavaciones ya no vamos a ver los desagües o los caños de cloacas, pero la calidad de vida de muchísimos ramirenses va a cambiar para siempre. Imagínense lo que significa para una familia dejar de desagotar una o dos veces por mes su pozo negro. Pero esto no queda acá, ya que en un algunos meses las calles que hoy se están removiendo, van a tener su correspondiente cordón cuneta, van a ser enripiadas. Después vendrá la iluminación, las veredas y el trabajo comunitario en el barrio”, indicó.

Dejar respuesta