Crespo– El jueves 23 de marzo tuvo lugar una reunión informativa encabezada por el intendente arquitecto Darío Schneider, acompañado de funcionarios de su gobierno, con los adjudicatarios de las 51 viviendas del Programa Federal de Viviendas y Mejoramiento del Habitat Rural y Aborigen. El intendente dio a conocer la nueva conformación que tendrá el Consorcio de Gestión para la Construcción de Viviendas de los Trabajadores del Departamento Paraná, que tiene a su cargo la administración de la construcción de 291 casas en distintas localidades, con fondos nacionales que se transfiere la Unidad Ejecutora Provincial. El organismo que era presidido por Leonardo Neivert, de la Cooperativa de Vivienda, Crédito, Consumo y Provisión de Servicios, a su vez empleado de la UEP, estaba integrado además por representantes de la Dirección Provincial de Vialidad y un representante de los beneficiarios. Schneider informó que luego de varias gestiones, se constituyó el nuevo integrado por los intendentes de las localidades donde se construyen estas viviendas, el intendente de Paraná, Sergio Varisco; el propio Schneider como intendente de Crespo; de Oro Verde, José Luis Dumé; el Presidente de la Junta de Gobierno de La Picada, Emilio González; un concejal paranaense por la oposición y el Senador provincial por el Departamento, Raimundo Kisser.

El secretario de Gobierno, Julián Maneiro, dijo a Paralelo 32 que actualmente se está haciendo el inventario y balance para el traspaso y en el término de una o dos semanas se prevé que estará regularizada la situación. “Se frenaron los trabajos en la construcción de esas viviendas en estos 15 días porque tampoco hubo pagos, pero se hicieron obras de infraestructura. El municipio- aseguró- hizo conexiones de agua y cloacas en las 15 casas más avanzadas en el loteo Udrizar, donde faltan algunas terminaciones”.

Dijo que también se avanzó en cuanto a la obra de energía que deberá construir L.A.R. desde la ruta hasta el nucleo habitacional. “Son 1.500 metros que tienen un costo de un millón de pesos que deberá afrontar el municipio”- agregó el funcionario.

Estimó que en 40 días podrían estar finalizadas estas primeras viviendas que se construyen por administración de consorcio y posteriormente se realizará la adjudicación, priorizando las situaciones graves detectadas en un relevamiento reciente realizado por las asistentes de Desarrollo Social del municipio. “Resueltas esas situaciones, por una cuestión de humanidad- explicó Mainero- el resto de las viviendas irán a sorteo entre los beneficiarios”.

Las restantes 36 viviendas del plan de 51, están en proceso de construcción sobre un predio de calle Florentina Gómez Miranda al final y se espera finalizarlas en los próximos meses, para concretar el sueño del techo propio de los adjudicatarios predeterminados.

Dejar respuesta