Tras el secuestro de las tarjetas de débito, se deduce lo que muchos ya decían: prestaban plata a vecinos y se cobraban de sus haberes con la retención de las tarjetas. Algunas fuentes señalan que la maniobra podría haber alcanzado a unas 400 personas.

Si bien esta no es una línea que se desprende de la investigación que desbarató la banda de los hermanos Daniel Tavi y Miguel Titi Celis, ya que se apuntó principalmente, a su supuesta actividad narco, se pudieron observar episodios que fueron confirmando el otro rubro que explotaban allegados a los hermanos.

De qué se trata

Las personas llegaban a una vivienda del barrio Balbi (en Paraná) y solicitaban un préstamo. La garantía era dejar la tarjeta de débito con el código. Lo que muchos antes comentaban sobre esta actividad de la familia Celis se pudo corroborar a partir del secuestro de numerosos plásticos a nombre de personas ajenas, señaló diario Uno.

Además, luego de los procedimientos de fines de mayo, pero que se mantuvieron bajo estricto hermetismo, quizás, por la cadena de complicidades que habrían facilitado la maniobra, se supo que hubo muchas personas, solicitaron a entidades bancarias nuevas tarjetas.Se trataba de aquellos que habían dejado esta garantía tras recibir dinero prestado.

Había muchos empleados públicos, tanto del Estado municipal como del provincial, pero sobre todo aquellos que perciben la Asignación Universal por Hijo.

Otra actividad de la familia

El mecanismo de préstamos de efectivo, era tan sencillo como usurero e ilícito. En la actividad estaría implicada la pareja de Celis, María Fernanda Orundés Ayala. Luego de recibir el efectivo, había que dejar la tarjeta de cobro con el número de PIN para que luego los acreedores fueran a retirar la plata del cajero.

Esta resultó ser otra muestra del rol que Celis cumplía en la zona oeste de la ciudad. Además de facilitar dinero (presuntamente, proveniente de la venta de drogas) a quienes requerían una ayuda, también se habla de provisión de mercaderías ya que el mencionado, cuenta con un minimercado.

 

Fuente: Uno

Dejar respuesta