Victoria.- Un grupo de padres habrían mostrado su indignación ante un episodio ocurrido en el acto de colación de la escuela Normal, donde según difundió el sitio local Será Noticias, se entregaron ejemplares de obsequio que con la firma de la ex presidente y un contenido ‘con un claro sesgo politizado’, según expresaron.

Según este sitio web, una de las madres dijo haberle parecido bueno que regalaran libros a los chicos, “pero cuando los hojeamos notamos que eran totalmente políticos, con la firma de la ex Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kichner”, expresó y agregó: “Nos parece totalmente desubicado de parte de la institución. Preferiríamos que no regalaran nada”.

El título del ejemplar que recibieron los alumnos es “El libro de lectura del Bicentenario. Secundaria 2”, y en el  prólogo se puede notar la firma (impresa) de la ex mandataria y el por entonces ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni. Compila una serie de cuentos elegidos por un grupo de escritores argentinos.

También desde esta web se puso el acento en lo inapropiado del lenguaje en algunos textos “Hijo de ‘p’” y “Voy a hacer lo que se me cante el ‘o…’, pedazo de ‘m’…”, advirtiendo que eran frases que pueden leerse en la página 57 del libro y sobre las que habrían puntualizado los padres. Los diálogos pertenecen al cuento “Irman” de Samantha Schweblin -escritora argentina con diversos reconocimientos por su obra.

Otro tutor agregó, “Supongo que los chequearon antes de entregarlos, porque tienen el sello de la escuela”.

Desde la institución 

Por su parte, la rectora de la escuela María Isabel Azcárate dijo a Paralelo 32 “no me constan las quejas de algún padre/madre; me enteré porque llamaron de este medio. Los libros se repartieron, porque desde biblioteca no se habían terminado de distribuir y se les entregó al igual que el año pasado, porque se entiende que eran para ellos. Durante la ceremonia no se hizo mención de ningún tipo, no se lo entregó como  premio como si se hizo con los demás obsequios que funcionarios e instituciones envían. No tuvo intencionalidad de ningún tipo, no se pensó que podría tener interpretación desde ese lugar, es buena literatura y se distribuyeron como se hizo también con las netbook que llegaron este año y que son de la gestión anterior”.

En este sentido, Azcárate remarcó “Nadie pasó por la institución a presentar queja alguna, es más, muchos padres después de la ceremonia se acercaron, agradecieron, nadie hizo mención sobre eso. No obstante como llamaron del medio se les respondió”.

Dejar respuesta